Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'The New York Times' alerta sobre la alta tasa de letalidad del Ejército mexicano

Las fuerzas armadas mexicanas registran una alta tasa de letalidad cuando tienen lugar combates o enfrentamientos, lo que puede revelar que esas instituciones realizan ejecuciones sumarias o que hay violaciones a los derechos humanos, ha señalado el diario estadounidense 'New York Times' y que ha causado revuelo en el país vecino.
El periódico ha señalado que el Ejército mexicano mata con una "eficiencia excepcional" a sus rivales, algo que las autoridades mexicanas, según cita el diario, ha aducido que se debe a que los soldados están mejor entrenados y tienen más habilidades que los cárteles a los que combaten. Sin embargo, expertos que han estudiado el tema, señalan que la tasa de personas muertas en enfrentamientos con el Ejército "revela algo mucho más oscuro" en este caso.
"Hay ejecuciones sumarias", ha afirmado Paul Chevigny, profesor jubilado de la Universidad de Nueva York, y pionero en el estudio sobre la letalidad en diferentes fuerzas armadas.
Así, un estudio sobre las guerras desde finales de los años setenta, del Comité Internacional de Cruz Roja, mostró que en la mayoría de los escenarios de combate entre grupos armados por cada persona muerta hay una media de cuatro heridos, o a veces más.
En el caso de México, el Ejército mexicano mata a ocho enemigos por cada uno que hiere, ascendiendo en el caso de la Marina, a un inusitado dato de 30 combatientes muertos por cada uno herido.
La investigación del 'New York Times' está basada en los datos de una investigación de la Universidad Autónoma de México. Los datos disponibles, según el diario neoyorquino, "ofrecen una imagen única sobre el papel que han asumido las fuerzas armadas mexicanas en la guerra contra el crimen organizado".
"Durante la última década, a medida que los marinos y soldados mexicanos han sido enviados a la línea de combate, las violaciones a los derechos humanos se han disparado", ha denunciado el medio.