Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un alto el fuego esperanzador tras cincuenta días de guerra en Gaza

Todas las esperanzas en la Franja de Gaza están puestas en una tregua que llega tras 50 días de enfrentamientos armados. A pesar del alto el fuego, quedan muchas cuestiones sin resolver que se retomarán dentro de un mes: la desmilitarización de Hamas y la liberación de presos. Además, Israel advierte de que sólo participará en "las conversaciones en El Cairo sobre el futuro de Gaza si se produce un cese total de los ataques terroristas desde Gaza”. La comunidad internacional celebra el cese de los ataques. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha expresado su deseo de que sea "el preludio de un proceso político" para "una paz duradera", insistiendo en que "la solución de los dos estados es la única opción viable". Hasta ayer murieron 1.200 palestinos y 70 israelíes.

Júbilo esta noche en las calles de Gaza tras el anuncio del alto el fuego después de 50 días de enfrentamientos. Ondean las banderas verdes del movimiento en Gaza y hay gritos de emoción y, sobre todo, de alivio. Celebran lo que para ellos supone la victoria de la resistencia armada y con arma en mano festejan esta paz sin fecha de caducidad, a diferencia de las anteriores treguas de las últimas siete semanas.
Dentro de un mes, israelíes y palestinos  retomarán las conversaciones en El Cairo porque aún quedan asuntos, enquistados desde hace décadas, por resolver: la desmilitarización de Hamas y la liberación de presos.
De momento, Israel ya ha advertido de que “acepta la propuesta egipcia de alto el fuego, como hicimos el 15 de julio", pero sólo participará en "las conversaciones en El Cairo sobre el futuro de Gaza si se produce un cese total de los ataques terroristas desde Gaza", ha indicado Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a través de su cuenta en Twitter.
Desde Ramala, el presidente palestino Abbas pretende crear la hoja de ruta para convertirse en un Estado de pleno derecho, acabar con la ocupación y volver a las fronteras anteriores a 1967, una Cisjordania que Israel no piensa perder.
La comunidad internacional también celebra el alto el fuego. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha expresado su deseo de que sea "el preludio de un proceso político" para "una paz duradera", insistiendo en que "la solución de los dos estados es la única opción viable".
"El secretario general celebra el anuncio de un alto el fuego indefinido en la Franja de Gaza, alcanzado bajo el auspicio de Egipto", ha dicho Ban en un comunicado difundido este martes por su portavoz.
El jefe de la ONU ha sostenido que "un futuro más brillante para Israel y la Franja de Gaza depende de un alto el fuego duradero", subrayando que "ahora depende de las partes cumplir con sus respectivas responsabilidades".