Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todd Akin confirma su candidatura tras hablar de las "violaciones legítimas"

Polémicas declaraciones del congresista republicano Todd AkinEfe

El congresista estadounidense Todd Akin, candidato al Senado en las elecciones del 6 de noviembre, ha aclarado este martes que no renunciará a sus aspiraciones, pese a que su formación política, el Partido Republicano, le ha reprobado por hablar de "violaciones legítimas".

"Vamos a seguir en esta carrera hacia el Senado", ha dicho Akin en el programa de radio que presenta el republicano Mike Huckabee, antiguo gobernador de Arkansas.
El congresista, miembro del movimiento ultraconservador Tea Party,  aseguró el domingo en una entrevista con la KTVI-TV  que el hecho de que una mujer se quede embarazada tras un abuso "es muy raro". "Si es una violación legítima, el cuerpo femenino tiene formas de evitarlo".
El lunes calificó de "error" sus palabras y matizó que una violación "nunca es legítima", mientras que un mensaje posterior aclaró que "la violación sí puede terminar en embarazo". "Utilicé las palabras equivocadas de la forma equivocada, y por eso me disculpo".
Sin embargo, en las últimas horas han crecido las voces tanto demócratas como republicanas que le han exigido que renuncie a su candidatura para el Senado. Akin parte 'a priori' con opciones de lograr un escaño ocupado hasta ahora por una demócrata.
Este martes, el veterano congresista ha enmarcado sus aspiraciones electorales dentro de una "causa", la de dar voz a "muchas personas" de ideología conservadora que no se sienten representadas por los grandes partidos. "Tenemos un mensaje que la gente entiende", ha añadido, antes de apuntar que "no es algo que esté en el cerebro, sino en el corazón".
Akin ha calificado de exageradas las críticas por su "error" y ha indicado que las encuestas todavía le sitúan por delante en intención de voto frente a la demócrata Claire McCaskil.

FIN DEL PLAZO

La polémica ha llevado a intervenir al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que el lunes recordó que "una violación es una violación" al referirse a los "ofensivos" comentarios de Akin.
Las críticas se han extendido también en el seno del Partido Republicano, cuyo candidato a la Presidencia, Mitt Romney, tachó de "insultantes" e "inexcusables" las controvertidas declaraciones del congresista. Destacadas figuras del Tea Party también se han desmarcado de estas palabras.
La ley de Missouri, estado por el que se presenta Akin, establece como límite máximo para retirar candidaturas las seis de la tarde de este martes. Pasado este plazo, sólo una orden judicial puede apartar a Akin.
La representación del Partido Republicano en el Senado ya se ha puesto en contacto con el diputado para advertirle de que no se sumará a su campaña si decide seguir adelante, según ha informado una fuente del grupo a la cadena de televisión CNN.
Los republicanos aspiran a recuperar la mayoría en la Cámara Alta tras los comicios de noviembre, en los que necesitan recuperar cuatro escaños. Uno de los que ya comenzaban a dar por seguro era precisamente el de Akin, a quien ahora prefieren desterrar.