Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toyota eleve un 4,6% el beneficio en su primer trimestre fiscal, hasta 4.276 millones

La firma japonesa Toyota, primer fabricante mundial de automóviles, cerró el primer trimestre del año fiscal 2014-2015 (de abril a junio de 2014) con un beneficio neto de 587.774 millones de yenes (4.276 millones de euros), un 4,6% más que en el mismo período del año anterior, informó la empresa en un comunicado.
La facturación de la compañía asiática en los tres primeros meses de su año fiscal alcanzó 6,39 billones de yenes (46.492 millones de euros), un incremento del 2,2% respecto a los ingresos contabilizados en los mismos meses de 2013, gracias a las mayores ventas en Europa y América del Norte, que compensaron el descenso en Japón.
Entre abril y junio del presente ejercicio, el beneficio operativo de la empresa automovilística alcanzó 692.728 millones de yenes (5.040 millones de euros), lo que supone un aumento del 4,4% si se compara con las cifras del año precedente.
Las ventas mundiales de la firma que preside Akio Toyoda experimentaron un aumento del 0,4% en este período, ya que pasaron de 2,23 millones de unidades en el primer trimestre del año fiscal 2012-2013 a 2,24 millones de unidades.
El director gerente de Toyota Motor Corporation (TMC), Takuo Sasaki, destacó como factores positivos los esfuerzos de reducción de costes y unos tipos de cambio favorables, entre otros, aunque recononoció que un aumento de los gastos y cambios en la mezcla de modelos afectó negativamente a la compañía.
De cara al cierre del año fiscal (marzo de 2015), la compañía nipona mantiene su previsión de vender 9,1 millones de vehículos y prevé registra una cifra de negocio de 25,7 billones de yenes (186.934 millones de euros) y un beneficio neto de 1,78 billones de yenes (12.947 millones de euros).