Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trágico fin de semana en México con 57 asesinatos a manos del crimen organizado

Los agresores utilizaron armas largas y se desconoce el motivo de este ataque perpetrado en la ciudad de Torreón (Coahuila), pero se cree que fue realizado por la delincuencia organizada por lo que la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) ya inició averiguaciones.
Sin advertencia alguna, los agresores abrieron fuego contra los asistentes a una fiesta de cumpleaños y mataron a once hombres y seis mujeres, de los cuales ya fueron identificados diez.
En el lugar quedaron heridas otras 18 personas, que fueron trasladadas a diversos hospitales para su atención, dijo la fuente de la Fiscalía.
La fiesta se realizaba en la quinta "Italia", ubicada en las calles Iglesia y Francisco Díaz, en la comunidad de San Luis, de Torreón.
"Un comando fuertemente armado llegó y gritaron 'mátenlos a todos' y empezaron a disparar", ha explicado una fuente de la Policía estatal al citar testimonios de algunos de sobrevivientes.
La fuente de la Policía añade que en el lugar se encontraron más de 200 casquillos de balas percutidas de armas de grueso calibre, como los fusiles AK-47, conocidos como "cuerno de chivo" y que son utilizados habitualmente por sicarios del crimen organizado.
Torreón, ciudad con un importante desarrollo industrial y que limita con Durango (norte), ha sido escenario de numerosos ataques en los últimos meses como resultado de las pugnas entre los cárteles de las drogas.
57 asesinatos en un fin de semana
Con estos 17 jóvenes asesinados, el número de muertes violentas en México desde la tarde del viernes suma al menos 57, de ellas 53 se registraron en el norte del país, mientras que en las cercanías del balnerario de Acapulco (sur) el sábado fueron asesinados cuatro policías.
Entre las víctimas del sangriento fin de semana se cuentan también dos policías del estado de Nuevo León (norte) que fueron atacados la madrugada del sábado en una carretera que conduce a la ciudad de Monterrey, capital del estado y la tercera del país, informaron fuentes policiales.
En Chihuahua, fronterizo con Texas, distintos hechos de violencia dejaron al menos 22 personas muertas de la noche del viernes a la mañana de este domingo, 18 de ellas en Ciudad Juárez, incluidos cinco trabajadores de una maquila que se encontraban reunidos en casa de uno de ellos en una fiesta cuando fueron asesinados.
El viernes, la ciudad de Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas (noreste, fronterizo con Texas), se vio semiparalizada por bloqueos de calles y balaceras entre sicarios y militares que dejaron un saldo de 12 muertos, según un informe de la secretaría de Gobernación (Interior).
Más de 7.000 muertos en 2010
La violencia ligada a los cárteles de las drogas, que libran una batalla por el control de las rutas hacia Estados Unidos, ha dejado más de 7.000 muertos en 2010 y desde diciembre de 2006 suman ya 24.800 pese al despliegue de más 50.000 militares como parte de un operativo federal contra el narcotráfico.
 LA / BQM