Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Transparencia Internacional avisa de que las instituciones de la UE son "vulnerables a corrupción"

Las instituciones de la UE son vulnerables a la corrupción debido a las lagunas y a la mala aplicación de las normas en materia de ética, transparencia y control financiero, según un informe publicado este jueves por la ONG Transparencia Internacional.
"Las instituciones de la UE han hecho mucho para poner su casa en orden en los últimos años pero los fuetes fundamentos se están viendo socavados por reglas complejas, la complacencia y la falta de seguimiento", ha dicho el director de la oficina en la UE de Transparencia Internacional, Carl Dolan, en un comunicado.
El informe, que examina 10 instituciones comunitarias, se publica a un mes de las elecciones a la Eurocámara del 25 de mayo y cuando el 70% de los ciudadanos cree que la corrupción está presente en la UE, según una encuesta citada por Transparencia Internacional.
Contrariamente a la percepción popular, el estudio se hace eco de una serie de normas y prácticas que garantizan estándares elevados de servicio público y rendición de cuentas en los órganos de la UE. Entre ellos, los canales para investigar las sospechas de fraude o la posibilidad que tienen los ciudadanos de acceder a documentos de las instituciones de la UE o de solicitar la revisión judicial de decisiones que les afectan.
No obstante, Transparencia Internacional ve todavía "importantes deficiencias" en el sistema, como la falta de reglas jurídicamente vinculantes en materia de lobbies y la creciente tendencia de las instituciones de la UE a negociar la legislación a puerta cerrada. Además, no hay un supervisor independiente que controle que los ex altos funcionarios cumplen el periodo de tregua exigido antes de pasar a la empresa privada.
Otros problemas que contribuyen al riesgo de corrupción es que sólo una institución tiene mecanismos eficaces para proteger a delatores internos que denuncien. Además, no se verifican los activos declarados por los comisarios y los eurodiputados. Y en 2013 sólo se excluyó a 7 empresas de licitaciones europeas por corrupción.
"Las elecciones europeas de mayo son una oportunidad para reflexionar sobre cómo las instituciones de la UE pueden servir mejor a los ciudadanos. Si los nuevos líderes de la UE son serios sobre la necesidad de parar la pérdida de confianza, los riesgos de corrupción deben abordarse antes de que se conviertan en escándalos", ha dicho el representante de Transparencia Internacional.
"Estamos muy orgullosos de ser una de las instituciones más abiertas, transparentes y examinadas de todo el mundo", ha respondido un portavoz de la Comisión al ser preguntado por este estudio, que ha presumido de haber tomado las medidas necesarias para reducir al mínimo el riesgo de corrupción.