Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tribunal guatemalteco deja sin efecto el juicio programado para 2015 contra el exdictador Rios Montt

La Sala Primera de apelaciones de Guatemala ha confirmado el fallo del Juzgado A de Mayor Riesgo del país, presidido por la jueza Carol Patricia Flores, que anula las acciones realizadas a partir del 23 de noviembre de 2011 en el proceso contra el exdictador Efraín Rios Montt, acusado de genocidio, y, por ello, deja sin efecto el juicio programado para 2015.
Según ha confirmado el abogado defensor, Moisés Galindo, en unas declaraciones recogidas por el 'Diario de Centroamérica', con la resolución de la Sala queda sin efecto el juicio programado para del 5 de enero de 2015, pues esta instancia rechazo el recurso de amparo interpuesto por el Ministerio Público y el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH).
Galindo ha señalado que su defendido, que actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario con vigilancia de agentes de la Policía Nacional Civil, "debe recuperar su libertad" porque en la fecha a la que se retrotraería el proceso tras este fallo "todavía no era sujeto de investigación".
Por su parte, los representantes del CALDH --querellantes en este caso-- han asegurado que presentarán una apelación ante la Corte de Constitucionalidad para dejar sin efecto esta última resolución y que el exdictador pueda ser juzgado.
CASO
El 10 de mayo de 2013, Ríos Montt fue condenado a 80 años de prisión por genocidio y delitos contra deberes de la humanidad, mientras que el exjefe de Inteligencia Militar, Mauricio Rodríguez Sánchez, resultó absuelto. Sin embargo, la condena fue anulada diez días después por la Corte de Constitucionalidad (CC), al considerar que se había violado el derecho de defensa de Ríos Montt.
La CC ordenó que empezara el juicio desde la mitad, y el Tribunal de Mayor Riesgo A se inhibió porque ya había emitido opinión, por lo que el proceso se trasladó al Tribunal B.
Para el Ministerio Público los militares son responsables de planificar y ordenar la muerte de 1.771 indígenas, 1.400 violaciones sexuales y del desplazamiento forzoso de por lo menos 29.000 personas durante el 23 de marzo de 1982 al 8 de agosto de 1983.