Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump asegura que no hubiera elegido a Sessions como fiscal general si hubiera sabido que se recusaría a sí mismo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que él no hubiera nominado a Jeff Sessions como fiscal general si hubiera sabido que se recusaría a sí mismo y rechazaría supervisar la investigación sobre la injerencia rusa durante la campaña presidencial.
Trump ha manifestado que la decisión de Sessions, uno de sus principales adeptos, ha provocado la creación de una comisión especial, algo que no debería haber sucedido, según ha recogido el diario 'New York Times'.
"Sessions nunca debería haberse recusado a sí mismo y, si planeaba hacerlo, debería habérmelo dicho antes de aceptar el puesto. Yo hubiera cogido a otra persona", ha indicado Trump, que ha acusado al exdirector de la Oficina Federal de Investigación (FBI) James Comey de haber intentando presentar un dossier con material comprometido para no perder su trabajo al frente del FBI.
Asimismo, el magnate ha criticado al jefe en funciones de la institución, Andrew McCabe, y a Robert S. Mueller III, el anterior presidente del FBI que ahora se encuentra al frente de la investigación sobre la trama rusa.
Trump ha señalado que Mueller encabeza una oficina que está plagada de conflictos de intereses y ha advertido a los investigadores que no profundicen en materias que no estén relacionadas con la injerencia rusa en la campaña electoral.
El magnate ha asegurado que nunca solicitaría el despido de Mueller ante el Departamento de Justicia, pero ha expresado su malestar en relación una investigación que ha protagonizado los primeros seis meses de su legislatura como presidente de Estados Unidos.
Según el dirigente estadounidense, la investigación no gira en torno a él a pesar de que haya indicios de que Mueller trata de averiguar si Trump incurrió en un delito de obstrucción de la justicia al despedir a Comey.
"No creo que yo esté siendo investigado. ¿Por qué? No he hecho nada malo", ha afirmado.