Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump promete un "magnífico plan sanitario" tras fracasar el intento republicano de acabar con Obamacare

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha prometido este martes que habrá un "magnífico plan de atención sanitario" tras el fracaso de los republicanos en sacar adelante un nuevo proyecto que pusiera fin a la criticada reforma sanitaria de Barack Obama, el 'Obamacare'.
"Hemos sido abandonados por todos los demócratas y unos pocos republicanos", ha reconocido Trump en su cuenta de Twitter, después de que este lunes dos senadores republicanos anunciaran que no apoyarían el proyecto sanitario respaldado por el presidente, impidiendo así que éste pudiera salir adelante y sumándose a otros dos senadores que ya se habían posicionado en este sentido.
"La mayoría de los republicanos fueron leales, fantásticos y trabajaron realmente duro", ha resaltado el presidente, que ha prometido que el partido volverá a la carga para acabar con la reforma sanitaria de su predecesor. "Volveremos", ha aseverado.
"Como siempre he dicho, dejemos que 'Obamacare' fracase y luego unámonos y hagamos un magnífico plan de atención sanitaria", ha añadido Trump, invitando a los ciudadanos a mantenerse atentos.
Ante la imposibilidad de sacar adelante su propuesta para sustituir la reforma sanitaria impulsada por Barack Obama, los republicanos se han visto abocados a optar por tratar de revocar primero el conocido como 'Obamacare' para a continuación sacar adelante un nuevo proyecto sanitario para el país.
Así lo ha anunciado el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, el lunes por la noche, después de que dos senadores republicanos expresaran su intención de no respaldar la propuesta republicana.
Según ha explicado, la intención ahora es repetir lo que "una mayoría del Senado ya apoyó en 2015 y que fue vetado por el entonces presidente Obama: una derogación de 'Obamacare' con una demora de dos años para dar tiempo para un periodo estable de transición".
Con ello, los republicanos tratarán de repetir la votación que en 2015 optó por derogar la reforma sanitaria por 52 votos a 47, dándose un margen de dos años para poner en marcha un sistema sustitutorio antes de las elecciones de 2018.
Para poder revocar el 'Obamacare', McConnell tendrá que lograr el respaldo de al menos 50 senadores y luego podría necesitar 60 votos, lo que incluiría el respaldo de algunos demócratas, para sacar adelante la nueva reforma sanitaria. Por ahora no hay fecha para la votación, pero el Senado suspenderá sus sesiones el 11 de agosto para su receso estival hasta septiembre.