Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado personal de Trump y el principal enlace republicano abandonan el equipo de letrados del presidente

El abogado personal de Donald Trump, Mark Kasowitz, y su portavoz y operativo del Partido Republicano, Mark Corallo, han abandonado el equipo legal que intenta proteger al presidente estadounidense de las acusaciones de posible conspiración con Rusia para alterar a su favor el resultado de las elecciones, según ha confirmado la cadena estadounidense CBS.
Ambas dimisiones se producen en el marco de la invectiva que dedicó Trump al fiscal general del país, Jeff Sessions, de quien aseguró que jamás le habría nominado si hubiera sabido que iba a recusarse de la investigación sobre Rusia.
Fuentes del Partido Republicano se declararon en privado "consternados" ante el 'Washington Post' por lo que consideraron como un ataque al máximo responsable judicial del país y al entender que Trump había nominado a Sessions bajo la falsa premisa de que iba a entorpecer la investigación a su favor.
Corallo, en este sentido, ejercía como mucho más que un portavoz al tratarse del principal enlace entre la Casa Blanca y el Partido Republicano durante la planificación de la defensa legal de Trump durante las pesquisas que está desarrollando el investigador especial independiente Robert Mueller sobre la infiltración rusa y que podría desembocar en un proceso legal contra Trump por intento de obstrucción.
De hecho, el enlace republicano se había declarado admirador de Mueller. "No sé si hay alguien más extraordinario que él. Es el hermano que uno querría, es el padre que uno querría, es el tipo que querrías que se casara con tu hija", llegó a decir en comentarios recogidos por la web Politico.
Kasowitz, por su parte, apareció recientemente en los titulares al publicarse una cadena de correos electrónicos en los que insultaba a un veterano experto en relaciones públicas que le recomendó en privado que dimitiera tras conocerse que el abogado todavía no había recibido permisos de seguridad por sus problemas con el alcohol y temperamento violento, de acuerdo con la web ProPublica.