Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras insta a sus socios de la UE a "acelerar" la reubicación de refugiados desde Grecia

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha instado a sus socios de la Unión Europea ha cumplir con sus compromisos de reubicar en su territorio a miles de refugiados instalados en Grecia, para poner freno a la "crisis humanitaria" en Idomeni.
A su llegada al Consejo Europeo, Tsipras se ha mostrado muy crítico con las medidas "unilaterales" que han cerrado el paso a los inmigrantes por la ruta de los Balcanes, lo que a su juicio ha provocado la situación crítica en el campamento de refugiados de Idomeni, en donde miles de refugiados han quedado varados junto a la frontera griega con Macedonia.
"Es una vergüenza para la cultura común", ha lamentado en declaraciones a la prensa, para después reclamar soluciones para asistir a los refugiados y poner fin a la "muy mala situación" que viven.
El primer ministro griego también ha pedido que sea "creíble" el acuerdo que la Unión Europea ultima con Turquía, para expulsar a los demandantes de asilo sirios llegados a Grecia, con el objetivo de que sirva para "frenar" el flujo irregular de inmigrantes y cree "vías legales" de entrada.
"Espero también que la decisión que tomemos esté absolutamente dentro del marco del Derecho internacional, la Convención de Ginebra y el acervo comunitario", ha concluido.
Las bases del acuerdo se cerraron la semana pasada entre la UE y Ankara y contemplan la expulsión a Turquía de todos los inmigrantes irregulares que lleguen a Grecia, aunque desde Bruselas se asegura que no habrá devoluciones en caliente o colectivas y que se dará un trato individualizado a cada solicitud de asilo.
A cambio, la UE se compromete a reubicar en los Estados miembros a un número equivalente de refugiados sirios instalados ya en Turquía, bajo el patrón de "uno por uno", hasta que se logre frenar el flujo irregular en la frontera.
El Gobierno truco aspira, además, a doblar hasta los 6.000 millones de euros la ayuda europea recibida para atender a los refugiados y agilizar tanto el fin de la exigencia de visados, como la apertura de nuevos capítulos para la adhesión.