Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras pide comenzar a devolver refugiados a Turquía "lo antes posible" y que países envíen 2.300 expertos

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha reclamado aplicar "lo antes posible" el acuerdo alcanzado por los líderes europeos con Turquía este viernes para devolverle todos los inmigrantes irregulares que llegan a las islas griegas desde el país y que los Estados miembro le envíen 2.300 expertos para ayudarle a gestionar todo el proceso.
"Los 2.300 será personal técnico que vendrá a Grecia a trabajar con las autoridades griegas. Las autoridades griegas tendrán la responsabilidad de aplicar el acuerdo", ha explicado el primer ministro griego en rueda de prensa al término de la cumbre en la que han sellado el acuerdo con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu.
Tsipras ha reclamado comenzar a aplicar el acuerdo "lo antes posible" porque es "la única manera" para hacer frente a "esta tragedia sin precedentes" aunque "no será fácil" y ha celebrado que gracias al acuerdo se ha logrado evitar que Grecia se convierta en "un depósito humano" y ha celebrado que haya prevalecido "una decisión europea común" y "la lógica del sentido común" para hacer frente a la crisis de refugiados y se hayan superado las "iniciativas unilaterales". "Es un resultado muy positivo", ha insistido, recalcando en que el acuerdo "puede llevar a una solución del problema".
Por ello, ha rechazado que aceptar la presencia de observadores turcos en las islas griegas para ayudar en el proceso constituya una "traición" porque "también habrá funcionarios griegos en la costa turca que colaborarán con sus contrapartes turcas" y ha insistido en que de no haberse logrado el acuerdo "habríamos convertido a Grecia en un tipo de depósito humano".
"Hacemos dos semanas parecía impensable algo así", ha recalcado, si bien ha instado a Turquía a cumplir su parte del acuerdo y atajar a las mafias que trafican con inmigrantes a lo largo de su costa y tras dejar claro que no puede ser que atajen el flujo de inmigrantes "durante" la cumbre y "luego vuelvan a subir".
"Todos debemos cumplir nuestros compromisos", ha admitido el griego, que ha instado a "todos" los Estados miembros a participar en la acogida de refugiados sirios directamente desde Turquía dentro del cupo de 72.000 plazas ofrecidas aunque sea voluntario si bien ha admitido "algunas resistencias", al tiempo que ha criticado la actitud "xenofóbica" del primer ministro húngaro, Victor Orban, respecto a los refugiados.
Tsipras también subrayado que el acuerdo se aplicará "de conformidad con el Derecho Internacional" y ha prometido que tratarán cada petición de asilo de forma individual, tal y como exige la Convención de Ginebra. "También hemos pedido que todos estos procedimientos se harán en estrecha cooperación con el Alto Comisionado de la ONU de Apoyo a los Refugiados", ha explicado, al tiempo que ha recalcado que 800 personas han sido revueltas a Turquía en los que va de año ya desde las islas. "Esto es un récord", ha asegurado.
El jefe del Ejecutivo griego ha subrayado la prioridad de su Gobierno de abordar "la crisis humanitaria" en el norte del país en su frontera con Macedonia y ha instado a los refugiados en el campamento de Idomeni que lo abandonen y acepten el traslado a los centros de recepción tras admitir las condiciones "muy precarias" en el mismo. "Es peligroso para su salud", ha dicho.
También ha confiado en que "muy pronto" se concluyan las "negociaciones" sobre la revisión de programa de rescate a Grecia y ha rechazado en todo caso "más sacrificios por parte de Grecia". "Grecia cumplirá su parte del acuerdo. Nada más pero nada menos", ha zanjado.