Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsvangirai anuncia la expulsión del MCD su rival político y secretario general de la formación, Tendai Biti

El líder de la oposición zimbabuense, Morgan Tsvangirai, ha anunciado este martes que su rival político Tendai Biti ha sido expulsado del Movimiento por el Cambio Democrático (MCD), del que era secretario general y al que ha descrito como un "oportunista" que estaba "siendo manipulado" por el ZANU-PF, formación a la que pertenece el presidente, Robert Mugabe.
El sábado, la facción del MCD liderada por Biti afirmó que Tsvangirai había sido suspendido del partido por su "gran falta de liderazgo" y por "haber transformado el partido en su feudo", en otra muestra de las divisiones internas que llevaron al partido a perder las elecciones de 2013.
Ambos políticos habían sido aliados durante varios años en sus intentos por arrebatar el poder a Mugabe, si bien sus diferencias se hicieron palpables tras la derrota de su partido en dichos comicios.
"Biti nos ha decepcionado a todos. Es un hombre que no cree en nada excepto en su poder", ha valorado Tsvangirai tras el anuncio de destitución, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
Por otra parte, ha descrito como "ilegal, inconstitucional e ilegítima" la reunión celebrada el sábado por la facción del partido encabezada por Biti que se saldó con su expulsión del partido.
La facción de Biti, no obstante, aseguró tras la votación además que el exprimer ministro violó la disciplina del partido al expulsar de manera unilateral al tesorero adjunto Elton Mangoma, una de las voces más críticas contra su figura, y uno de los primeros integrantes del partido en solicitar su expulsión.
Tsvangirai, de 62 años de edad, ha liderado el partido desde su formación en 1999, pero se vio obligado a ceder ante la fuerza demostrada por Mugabe en los comicios --que según la oposición han sido constantemente manipulados por el veterano dirigente--, aceptando un cargo de primer ministro en un Gobierno dividido.
El Gobierno de unidad terminó disuelto tras las elecciones de 2013, en las que Mugabe ganó por una amplia mayoría, de nuevo ante las críticas de la oposición por irregularidades electorales.