Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Túnez desmantela una célula terrorista y detiene a seis personas

Las fuerzas de seguridad de Túnez han desmantelado este lunes una célula terrorista integrada por seis personas, todas ellas estudiantes del Instituto Superior de Deporte y Educación Física, según ha informado el Ministerio del Interior.
En su comunicado, recogido por el diario local 'Business News', el ministerio ha detallado que la célula operaba en las localidades de Sfax, Monastir y Mehdia, agregando que la misma estaba en contacto con terroristas muertos durante las operaciones de seguridad en Ben Guèrdene.
Ben Guèrdene, ubicado cerca de la frontera con Libia, fue escenario de un asalto armado el 7 de marzo que se saldó con la muerte de 19 civiles y miembros de las fuerzas de seguridad y 36 terroristas.
El primer ministro de Túnez, Habib Essid, aseguró tras el asalto que el mismo tenía como objetivo establecer "un emirato del Estado Islámico" en la región, si bien ninguna organización se ha atribuido la responsabilidad de esta acción.
Las operaciones llevadas a cabo durante los días siguientes se saldaron con la muerte de más de una decena de presuntos terroristas, tras lo que el Gobierno anunció la vuelta a la normalidad y el fin del toque de queda en la ciudad.
Túnez extendió a finales de marzo durante otros tres meses el estado de emergencia, declarado el 24 de noviembre tras un atentado en la capital contra un autobús de la Guardia Presidencial.
Más de 3.000 tunecinos se han sumado a la lucha del Estado Islámico en Siria y en Irak, lo que ha hecho saltar todas las alarmas en Túnez ante la posibilidad de un retorno que tendría, como paso intermedio, la caótica Libia.
Milicianos islamistas entrenados en Libia han perpetrado varios ataques en territorio tunecino en 2015, por lo que el Gobierno ha decidido reforzar la seguridad en la zona fronteriza.