Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turchinov anuncia "operación antiterrorista a gran escala" en el este y ofrece más autonomía

El presidente en funciones de Ucrania, Oleksander Turchinov, ha anunciado este domingo el inicio de una operación militar a gran escala en el este de Ucrania y ha dado de plazo hasta mañana por la mañana a los simpatizantes prorrusos para que abandonen los edificios institucionales que tienen bajo su control.
"El Consejo de Seguridad y de Defensa Nacional ha decidido poner en marcha una operación antiterrorista a gran escala que involucra a las Fuerzas Armadas de Ucrania", ha anunciado en un discurso televisado a la nación.
Turchinov ha pedido a los que han ocupado edificios oficiales en distintas ciudades del este del país, como Donetsk, Luhansk y este mismo domingo Slaviansk, que "depongan las armas y abandonen las oficinas administrativas antes del lunes por la mañana", al tiempo que les ha prometido que no habrá acciones legales contra ellos.
"No permitiremos que Rusia repita el escenario de Crimea en las regiones orientales del país", ha asegurado Turchinov, en referencia a la anexión de la península ucraniana por parte de Moscú el mes pasado.
El también presidente de la Rada Suprema (Parlamento) ha arremetido duramente contra Moscú, responsabilizándole del enfrentamiento de esta mañana en Slaviansk entre "criminales armados y entrenados por Rusia" y las fuerzas de seguridad, donde ha muerto un oficial de seguridad del Estado, al que ha identificado como Guennadi Bilichenko, y otros efectivos han resultado heridos.
"La sangre de los héroes de Ucrania ha sido derramada en la guerra que la Federación Rusa está librando contra Ucrania", ha defendido Turchinov. "El agresor no se ha detenido y sigue sembrando los disturbios en el este del país", ha denunciado.
Sin embargo, y para desactivar la tensión en el este del país por la vía política, el presidente también ha ofrecido la posibilidad de incrementar las competencias y la autonomía de estas regiones, afines a Moscú en su mayoría, así como "la renovación de los gobiernos locales".
El presidente interino también ha hecho un llamamiento a la población del este del país para que "no se deje manipular" por quienes quieren empujar a Ucrania "a la guerra y al abismo del desastre económico".
"Hago un llamamiento a todos los ucranianos: frente a la agresión extranjera debemos unirnos", ha añadido, instando a todos a "hacer lo que puedan" para impedir que la sociedad ucraniana se vea arrastrada al "conflicto". "Solo estando juntos, sintiendo el apoyo del otro, superaremos todos los problemas actuales", ha defendido para terminar.