Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía eleva a 16 los muertos por la explosión de la semana pasada en Diyarbakir

El ministro del Interior de Turquía, Efkan Ala, ha elevado este martes a 16 el número de muertos por la explosión de un camión bomba la semana pasada en la localidad de Sur, en la provincia de Diyarbakir (sureste), tras confirmar el fallecimiento de trece personas que fueron dadas por desaparecidas.
El suceso, en el que otras 23 personas resultaron heridas, tuvo lugar cuando un camión cargado de explosivos estalló el 12 de mayo en el barrio de Sarikamis, tras lo que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) aseguró que se trató de un "accidente".
La guerrilla, considerada como un grupo terrorista por Turquía y la Unión Europea (UE), apuntó que el camión estalló después de que hombres armados abrieran fuego contra el vehículo.
En este sentido, el ministro del Interior ha apuntado que los explosivos fueron activados por el PKK "después de que el camión fuera seguido por varios residentes tras una pelea con los milicianos".
Asimismo, Ala ha manifestado que el ataque "iba a destruir una localidad", agregando que "son ataques contra la paz de 79 millones de personas", según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.
Por su parte, el copresidente del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) ha reclamado este martes al PKK que se disculpe por el suceso, resaltando que la formación "no aceptará este acto, que condena".
"Creo que las afirmaciones de los que reclamaron el ataque son irresponsables. Lo que debe hacerse es ayudar a entregar a los responsables y pedir disculpas. Cualquier otra excusa no puede ser aceptada", ha remachado.