Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía declara el fin de las operaciones militares contra el PKK en el sureste del país

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, ha declarado este martes el fin de las operaciones militares contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán en el sureste del país, asegurando que las autoridades se centrarán ahora en la reconstrucción de las ciudades dañadas por los combates.
"Ahora las operaciones han terminado y habrá una renovación física y social", ha dicho, agregando que "se sustituirán los edificios destruidos por otros más bonitos", según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.
"Al tiempo que terminamos nuestras operaciones, tendremos que dar otros pasos. Es el momento de pedir cuentas a las alcaldías que apoyan al terrorismo", ha manifestado, en referencia a las acusaciones del Gobierno contra alcaldes del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP).
Así, Yildirim ha subrayado que "se ha transferido dinero destinado a servicios públicos a una organización terrorista (en referencia al PKK)". "No lo permitiremos", ha zanjado.
Incidiendo en este tema, ha anunciado que el Gobierno presentará un borrador de ley para evitar el apoyo de alcaldías al PKK, cargando contra funcionarios locales por tener "relaciones directas con terroristas".
Las fuerzas de seguridad de Turquía reiniciaron sus operaciones contra el PKK en julio de 2015, después de que se rompiera el alto el fuego acordado dos años antes.
Desde entonces, las fuerzas turcas han matado a cientos de presuntos milicianos kurdos tanto en el sureste del país como en el norte de Irak, donde tiene bases el PKK, mientras que los milicianos han matado a decenas de policías, soldados y civiles en sus ataques.