Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía niega haber atacado posiciones de las YPG en la ciudad siria de Tel Abyad

Turquía ha negado este domingo que su Ejército haya atacado posiciones de la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) en la localidad siria de Tel Abyad, tal y como han denunciado el grupo y el Gobierno ruso.
Fuentes militares citadas por el diario local 'Hurriyet' han asegurado que las Fuerzas Armadas no han atacado posiciones de las YPG ni del grupo yihadista Estado Islámico en las fechas denunciadas.
El Ministerio de Defensa ruso está investigando un posible ataque lanzado desde Turquía contra la ciudad siria de Tel Abyad, cerca de la frontera y escenario en los últimos días de intensos enfrentamientos entre Estado Islámico y milicias kurdas involucradas a su vez en enfrentamientos contra el Ejército turco.
"En la noche del 27 al 28 de febrero, el Centro Ruso para la Reconciliación en Siria recibió información sobre un ataque desde el territorio turco contra la ciudad siria que realizaron unidades armadas apoyadas por artillería de gran calibre", dijo el jefe del Centro, Sergei Kuralenko.
El jefe de la misión del Kurdistán sirio en Moscú, Rodi Osman, acusó ayer a Turquía de no respetar el alto el fuego que entró en vigor la pasada medianoche con continuos bombardeos en la región de Tel Abyad.
"El ataque contra el barrio de Gir Sipi de la ciudad de Tel Abyad demuestra que Turquía no va a respetar la resolución 2268 del Consejo de Seguridad de la ONU", denunció.
"Simultáneamente con el ataque del Estado Islámico contra Tel Abyad, Turquía sigue atacando con artillería las zonas fronterizas de Siria bajo control de los kurdos", agregó.
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado de 45 milicianos del Estado Islámico y 20 de las milicias kurdas muertos en un ataque de los yihadistas contra esta localidad siria fronteriza con Turquía controlada por los kurdos. El propio Osman ha informado además de 13 civiles fallecidos.