Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sonrisa rebelde de las mujeres turcas

Miles de mujeres se ríen del Gobierno turco. Desde Estambul pasando por cualquier rincón del planeta, en tan sólo unos días, el hashtag #direnkahkaha -resiste y ríe-, se ha convertido en trending toppic en las redes. Es la respuesta femenina al Gobierno de Erdogan porque su viceprimer ministro ha dicho algo sin ningún tipo de gracia: que las mujeres turcas no se pueden reír en público porque es provocativo e indecoroso. Y ellas, se lo toman a risa. No es para menos. Tampoco es la primera vez que se manifiestan de alguna forma contra este gobierno islamista que lleva 12 años en el poder y es condescendiente con casos de abuso, además de  recomendar a las mujeres que tengan como mínimo 3 hijos. Esta campaña se ha internacionalizado de tal forma que hasta la vicepresidenta de la Comisión Europea ha dicho que en septiembre estará en Estambul y se reirá allí cuando le apetezca. También la actriz Emma Watson se ríe de todo esto y, en España, políticas como Elena Valenciano que dice que hay que reírse de los machistas que pretenden dirigirnos. No es la primera vez que escuchamos este tipo de acoso a las mujeres. En Arabia Saudí, un edicto religioso sólo permite a los hombres conducir. Si una mujer lo hiciera podría ser sancionada con multas y hasta 5 años de cárcel. Pero lo que ha conseguido ahora el Gobierno turco a tan sólo una semana para las elecciones presidenciales es provocar la carcajada de todo el mundo.