Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía promete una "respuesta adecuada" a las amenazas de Alemania

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha asegurado que el Gobierno dará una "respuesta adecuada" a la amenaza que ha lanzado este jueves su homólogo alemán, Sigmar Gabriel, sobre posibles sanciones por la detención de un activista alemán en la nación euroasiática, que ha socavado las ya tensas relaciones entre ambos países.
"Las declaraciones del ministro de Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, son un ejemplo inaceptable de la aproximación distorsionada" de Berlín a Ankara, ha dicho el jefe de la diplomacia turca a través de un comunicado, según informa el diario local 'Hurriyet'.
Gabriel ha amenazado horas antes con poner fin a las garantías para la inversión de empresas alemanas en Turquía y el Ministerio de Exteriores ha emitido una alerta de viaje para persuadir a Ankara de que libere al activista germano.
Además, fuentes gubernamentales han revelado al 'Bild' que Alemania ha dejado en suspenso todos los proyectos de armamento que tenía con Turquía, tanto los pendientes como los futuros, para aumentar la presión sobre Ankara.
"Deberían saber que estas amenazas y chantajes no encontrarán correspondencia en Turquía", ha dicho Cavusoglu, ya en declaraciones a los medios de comunicación.
"Como país que da refugio a los terroristas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y a la Organización Fetulista (FETO), las declaraciones de Alemania son un doble estándar inaceptable", ha añadido Cavusoglu en Twitter.
No obstante, ha confiado en superar esta "grave crisis de confianza con Alemania, amigo y aliado con que el que (Turquía) tiene lazos históricos", si dejan a un lado sus diferencias y se centran en "objetivos comunes a largo plazo".
Esta última crisis obedece a la detención la semana pasada del activista alemán de Derechos Humanos Peter Steudtner en Estambul y de otras cinco personas, entre ellas la directora de Amnistía Internacional en Turquía, Idil Eser.