Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Milagros entre los escombros de Turquía

Los servicios de rescate trabajan contrarrelojReuters

Los equipos de rescate que trabajan en la zona devastada por el terremoto de 7'2 grados en la escala Richter que ha sacudido la provincia de Van, en el este de Turquía, y ha dejado ya al menos 264 muertos, denuncian la falta de material adecuado para poder encontrar y sacar con vida a las personas atrapadas bajo los escombros. Pero, aunque las condiciones no sean favorables, los milagros ocurren y se ha logrado sacar con vida a varias personas que han pasado 30 horas bajo los escombros, entre ellos una niña de nueve años.

"Estamos trabajando con herramientas primitivas, no tenemos equipos" adecuados, ha lamentado uno de los rescatistas en declaraciones al diario 'Hurriyet'.
"No podemos llegar a los supervivientes lo suficientemente rápido", ha señalado un miembro de un equipo de rescate, hay una máquina para encontrar a personas bajo los escombros pero está en el distrito de Ercis, el más afectado por el terremoto. Así pues, "gritamos en los edificios derrumbados, preguntando si hay alguien", explica un efectivo.
A pesar de la precaria situación, los milagros también tienen cabida entre la desesperación. Una niña de 9 años ha sido rescatada después de pasar 30 horas enterrada bajo los escombros y un joven de 19 años ha sobrevivido después de haber pasado 34 horas sepultado bajo los cascotes de una casa de té.
La Media Luna Roja Turca ha distribuido más de 13.000 tiendas de campaña, y ofrece refugio temporal a unas 40.000 personas. Decenas de personas buscan el calor de hogueras improvisadas y de alimento caliente para combatir las bajas temperaturas. Los pronósticos hablan incluso de nevadas, lo que complicaría aún más el rescate.
Entretanto, el ministro del Interior, Idris Naim Sahin, ha indicado que el número de muertos asciende ya a 264 y sigue habiendo cientos de personas desaparecidas, en su mayoría debajo de los escombros, según informa la cadena NTV. El viceprimer ministro, Besir Atalay, en declaraciones desde Van, ha precisado que hay más de 1.300 heridos.