Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tusk subraya que el acuerdo que revisa el estatus de Reino Unido "no puede ser anulado" por el TUE

Dice que si los británicos votan por la salida de Reino Unido "cambiará Europa para siempre" y lo hará "para peor"
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha subrayado este miércoles que el acuerdo de los líderes europeos para revisar el estatus de Reino Unido dentro del bloque es "legalmente vinculante e irreversible", y que "no puede ser anulado" por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE).
Tusk ha respondido así, desde el pleno del Parlamento Europeo reunido en Bruselas, al ministro de Justicia británico, Michael Gove, que ha puesto en duda que la corte europea estuviera obligada a respetar el acuerdo, ya que no se prevén cambios inmediatos en los Tratados para incluir los términos del pacto
"La decisión está en conformidad con los Tratados de la Unión Europea y no puede ser anulado por el Tribunal europeo", ha defendido Tusk, tras exponer a los eurodiputados que la cumbre de la semana pasada fue "de las más difíciles" de su vida.
El presidente del Consejo europeo ha recalcado, además, que son los británicos los únicos que "pueden y deben decidir" sobre la continuidad de Reino Unido en el club comunitario, mientras que el resto de socios "respetarán" el resultado del referéndum del próximo 23 de junio.
"Si deciden salir, es lo que pasará. Cambiará Europa para siempre, y será un cambio para peor", ha argumentado, para después apoyar al primer ministro británico, David Cameron, al defender que "no es el momento para dividir".
En la misma comparecencia, el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, ha sostenido que Cameron logró "el máximo de lo que podía lograr" en su negociación con la UE, mientras que el resto de Estados miembros "dio el máximo de lo que podían dar".