Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tusk alerta del "fantasma de ruptura" y "europesimismo" que persigue a Europa

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha alertado este lunes del "fantasma de ruptura" y "europesimismo" que persigue a la Unión Europea, al tiempo que ha pedido a los líderes del bloque comunitario que antepongan la "realidad a toda clase de utopías" de una Europa unida que "impone" sus valores en el resto del mundo.
"El fantasma de una ruptura está persiguiendo a Europa y la visión de una federación no me parece la mejor respuesta para ello", ha advertido el político polaco ante los líderes de la familia del Partido Popular Europeo, que celebra su cuarenta aniversario con un encuentro en Luxemburgo.
Tusk ha abogado por hacer uso del "sentido común y del sentido del tiempo" para anteponer la realidad a "toda clase de utopías", entre las que ha enumerado "una Europa sin naciones estado, una Europa sin conflictos de interés ni ambiciones, una Europa que impone sus valores en el mundo exterior, o la utopía de una Euro-Asia unida".
El presidente del Consejo ha opinado que la obsesión por una integración total impidió a los líderes ver que "la gente normal, los ciudadanos, no comparten nuestro euroentusiasmo" y han quedado desilusionados por las perspectivas que ofrece el futuro.
"Hoy, el euroescepticismo y el europesimismo se han convertido en una alternativa a esas ilusiones", ha añadido.
Además, Tusk ha aprovechado su intervención para apelar a la "unidad y solidaridad" entre los líderes del PPE y asegurar que los mandatarios de esta familia comparten valores y una estrategia común, pese a tener "distintas sensibilidades".
"Estoy terriblemente orgulloso de pertenecer al mismo partido de personas como Joseph Daul y Angela Merkel, de Victor Orban y Manfred Weber, de Jean-Claude Juncker y Boyko Borissov", ha dicho, para señalar que "las diferencias (entre ellos) no significa conflictos".
En el acto conmemorativo del PPE han intervenido otros miembros destacados como el líder de los 'populares' europeos en el Parlamento Europeo, Manfred Weber, que ha alertado de que "quienes tienen respuestas simples y equivocadas son los que están ganando las elecciones" y ha pedido "desafiarles".
También ha pedido "poner fin a las divisiones nacionales" y ha avisado de que los populismos están amenazando la coexistencia en Europa.
Por su parte, el secretario general del partido europeo, Antonio López-Istúriz, ha defendido el papel del PPE como la "única" formación que garantiza la "estabilidad, moderación y responsabilidad" frente a los extremismos y el populismo.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se ha unido a los llamamientos para frenar el avance de populismos en la Unión Europea, si bien ha pedido no caer en "simplismos" que asocian los extremismos y populismos a todo el que critica el trabajo de la UE.