Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tusk se muestra "más precavido que optimista" sobre acuerdo con Turquía para devolverle a refugiados

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se ha mostrado "más precavido que optimista" sobre la posibilidad de llegar a un polémico acuerdo con Turquía en la cumbre europea de dos días que arranca este jueves y que contempla la devolución de todos los inmigrantes irregulares, incluidos refugiados sirios, que llegan a través de territorio turco.
"Solo si todos trabajamos juntos, de forma coordinada y mantenemos la calma, lograremos tener éxito. Soy cautamente optimista, pero francamente hablando, más precavido que optimista", ha admitido el dirigente europeo en una breve comparecencia sin preguntas antes de la cumbre junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y el presidente ucraniano, Viktor Poroshenko.
Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tratarán de llegar a un acuerdo entre ellos sobre los términos del acuerdo con Turquía este jueves a fin de cara a sellarlo definitivamente con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el viernes.
"Estamos entrando en discusiones difíciles al intensificarse las negociaciones", ha admitido el presidente del Consejo Europeo.
Eso sí, ha vuelto a dejar claro que los europeos se guiarán por "tres principios básicos", entre ellos y en primer lugar que "el acuerdo debe ser aceptable para cada uno de los Veintiocho Estados miembros, sin importar si es grande o pequeño", en clara alusión a Chipre, que ya avisado en los últimos días que no habrá avances si Ankara no cumple sus obligaciones, entre otros para cumplir el Protocolo de Ankara.
En segundo lugar, "el acuerdo debe cumplir plenamente con la legislación de la UE e internacional" y, asimismo, "debe ayudar de forma efectiva a resolver la crisis de la inmigración" y a la estrategia "global" europea para salir de la crisis, que implica también "volver a Schengen, poner fin a la política de dejar pasar (a inmigrantes al siguiente país hacia el norte), asistencia humanitaria para Grecia, apoyo para los Balcanes occidentales y, claro, el refuerzo de la cooperación con Turquía".