Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UA vuelva a exigir al Gobierno y a la oposición el cese "inmediato" e "incondicional" de la violencia

La Unión Africana (UA) ha vuelto a exigir este sábado al Gobierno de Sudán del Sur y a la oposición el cese "inmediato" e "incondicional" de las hostilidades y que respalden los esfuerzos de mediación para encauzar un proceso de diálogo después de que las fuerzas gubernamentales recuperaran la ciudad de Bor, hasta ahora en manos de los sublevados fieles al exvicepresidente Riek Machar.
En un comunicado, la presidenta de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini Zuma, urge a ambas partes a "cesar las hostilidades de forma inmediata e incondicional, y a firmar un acuerdo con dicho efecto en el supremo interés de su dolorido pueblo".
Zuma, que se declara "muy preocupada" por la deriva violenta de las tensiones entre las tropas gubernamentales y opositoras, les insta a que garanticen un "acceso seguro y sin barreras" a las agencias humanitarias para que puedan hacer llegar la ayuda a los que más la necesitan.
La presidenta de la Comisión de la UA "deplora" la matanza de civiles inocentes y la "tragedia humanitaria" que se ha cernido sobre el pueblo sursudanés. Miles de civiles han huido de sus hogares a causa de la violencia y, la pasada semana, más de 200 personas murieron ahogadas en el Nilo Blanco cuando escapaban de los combates.
RENDICIÓN DE CUENTAS
Zuma reitera que la UA ha iniciado un proceso para la rendición de cuentas de aquellos responsables de los enfrentamientos armados y las violaciones de los Derechos Humanos, y reafirma también su apoyo a la mediación del organismo panafricano para buscar una solución pacífica al conflicto en Sudán del Sur.
En la toma de Bor, según un portavoz del Ejército, Philip Aguer, los militares han "derrotado a más de 15.000 efectivos de Riek Machar". "El SPLA (el Ejército) ha frustrado el plan de Riek Machar de avanzar y atacar Yuba, y autoproclamarse gobernante de Sudán del Sur", ha añadido.
La ONU ha contabilizado miles de muertos y más de medio millón de desplazados por el conflicto, iniciado a mediados de diciembre cuando se sublevaron los seguidores de Machar, de etnia nuer, muchos de ellos integrados en el Ejército. El presidente Salva Kiir, de etnia dinka, considera que Machar y sus aliados intentaban dar un golpe de Estado.
La ciudad de Bor ya fue escenario en 1991 de una masacre de dinkas perpetrada por tropas nuer leales a Machar y el actual conflicto hace temer un rebrote de las tensiones entre etnias rivales.