Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE descarta un embargo de armas a Arabia Saudí por el conflicto en Yemen

El ministro de Asuntos Exteriores holandés, Bert Koenders, cuyo país ejerce este semestre la Presidencia de turno de la Unión Europea, ha reconocido la "profunda preocupación de todos" los países de la UE por la situación humanitaria "catastrófica" en Yemen y ha reclamado investigar el presunto uso de bombas de fragmentación en zonas pobladas, aunque ha dejado claro que la UE descarta un embargo de armas a Arabia Saudí.
"Por ahora un embargo de armas a Arabia Saudí no es la respuesta a los actuales desafíos en la región", ha defendido el jefe de la diplomacia holandesa en un debate en el pleno de la Eurocámara sobre la crisis en Yemen en el que ha representado a la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.
La Posición Común de 2008 del Consejo que define las normas comunes para controlar la exportación de armas convencionales a terceros países "será discutida" a nivel de expertos, ha explicado el ministro holandés, sin dar más datos, en respuesta a las críticas de varios eurodiputados que han reclamado que los países de la UE dejen de suministrar armas a Arabia Saudí como Italia y Reino Unido.
El ministro ha defendido que se investiguen "todas las alegaciones de violaciones" de los Derechos Humanos y del Derecho Humanitario en Yemen, incluidas las informaciones "creíbles" que apuntan a la utilización de "municiones de fragmentación en zonas pobladas" que generan "preocupación" y el aumento de los ataques contra Médicos Sin Fronteras. "Esto claramente necesita una investigación", ha subrayado.
El ministro holandés ha dejado claro que "la cuestión clave" para poner fin a la crisis humanitaria en Yemen es que haya "progreso en una solución política".
Koenders ha subrayado el "compromiso" que ha manifestado el Gobierno de Riad, que encabeza la coalición internacional contra los rebeldes huthis chiíes, y ha subrayado que esperan que se aplique "un alto el fuego durable y pasos para construir la confianza" para tratar de resolver el conflicto, en línea con la resolución 2.216 del Consejo de Seguridad de la ONU.
También ha confiado en que Irán utilice "sus contactos privilegiados" con el movimiento de los huthis para promover "una solución pacífica" en Yemen y ha insistido en que resulta "absolutamente crucial" que Irán desempeñe "un papel constructivo". "Si esto no ocurre, obviamente sólo ISIS y otros grupos de naturaleza extremista se beneficiarán de ello", ha avisado en alusión al Estado Islámico.