Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 8 países de la UE piden a Bruselas que fije un objetivo de energía renovable para 2030

Un total de ocho países de la Unión Europea -entre los que se encuentran Alemania y Francia pero no España- han pedido a la Comisión Europea que fije un objetivo de energía renovable para 2030, que daría seguimiento al 20% aprobada para 2020, con el fin de garantizar la inversión en el sector y reducir la dependencia energética de la UE.
La solicitud figura en una carta dirigida a los comisarios de Energía, Günter Verheugen, y de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, que tienen previsto presentar sus propuestas el próximo 22 de enero. Además de Alemania y Francia, la misiva -fechada el 23 de diciembre pero difundida este lunes- lleva la firma de los ministros de Energía o Medio Ambiente de Austria, Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Italia y Portugal.
"Un objetivo para la energía renovable es crucial para proporcionar una seguridad que garantice inversiones rentables en los sistemas energéticos", señalan los ministros. "Conducirá también a una reducción de la dependencia respecto a las importaciones de energía y, por tanto, aumentará nuestra seguridad común de suministro", apuntan.
Entre los beneficios de un objetivo para las renovables para 2030, los ministros apuntan además que ayudará a planificar de forma eficiente la red europea y las interconexiones necesarias. "Un objetivo para la energía renovable reforzará la competitividad europea y conducirá a más crecimiento y empleo", apunta la misiva.
En su política de lucha contra el cambio climático, la UE se ha marcado como objetivos para 2020 reducir un 20% las emisiones de efecto invernadero respecto a los niveles registrados en 1990, aumentar hasta el 20% la proporción de energía de fuentes renovables y mejorar un 20% la eficiencia energética.
El Ejecutivo comunitario prepara ahora las nuevas metas para 2030 y sopesa un objetivo del 40% de reducción de emisiones y una meta del 30% para renovables, según las filtraciones de las que se ha hecho eco la prensa europea.