Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE trabaja en cambio de postura hacia Cuba pero compete a los Gobiernos decidir si cambian Posición Común

El Servicio Europeo de Acción Exterior que dirige la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ya está trabajando en el marco de negociación de cara a cerrar un acuerdo de cooperación bilateral con Cuba, aunque compete a los Estados miembros decidir si revisan la Posición Común de 1996 que condiciona todo avance en las relaciones bilaterales a avances democráticos y en Derechos Humanos en la isla.
"Las discusiones sobre esto en la actualidad están progresando y esperamos que esto llegue al Consejo en el futuro próximo", ha afirmado en rueda de prensa la portavoz de Ashton, Maja Kocijancic, después de que el ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans, haya defendido en su visita a la isla la necesidad de que la UE abra un nuevo diálogo con Cuba que "podría avanzar la relación" y abandone la Posición Común.
"A finales de 2012 el Consejo de Asuntos Exteriores ya decidió iniciar un proceso interno para empezar a elaborar directrices de negociación de cara a un eventual futuro acuerdo bilateral entre la UE y Cuba", ha recordado la portavoz de Ashton, precisando que las declaraciones del jefe de la diplomacia holandesa deben verse "en este contexto".
La portavoz ha recordado que la política de la UE hacia Cuba "se basa todavía en la Posición Común de 1996 y seguirá así hasta que los Estados miembros en el Consejo decidan cambiar esto y esa decisión todavía no ha ocurrido".
"Espero que una vez que el Consejo tenga una discusión sobre la política hacia Cuba esto también formará parte de la discusión", ha recalcado Kocijancic, que ha insistido en que el Servicio Europeo de Acción Exterior "está trabajando" en el proceso interno de cambio de postura respecto a Cuba con los Veintiocho pero "es algo que en última instancia lo deciden los Estados miembros".
PODRÍA NO DISCUTIRSE EN ENERO
Fuentes europeas han descartado que a priori los ministros de Exteriores de la UE discutan sobre Cuba en su reunión del próximo 20 de enero. "Muy probablemente no será en enero. En todo caso no está previsto en la agenda provisional", han precisado.
Se esperaba que los ministros de Exteriores de la UE debatieran en diciembre si la UE iniciaba una negociación con Cuba para suscribir un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación en sustitución de la Posición Común pero el debate se retrasó por las reservas de un grupo de países que tradicionalmente han mostrado mayores dudas al acercamiento a La Habana, como Alemania, República Checa y Suecia.
Estos países mantenían en diciembre sus reservas porque consideran que el régimen cubano no ha ofrecido hasta la fecha "garantías claras" del giro que espera la UE para normalizar las relaciones.
La Posición Común se mantendrá vigente en todo caso durante la negociación del nuevo acuerdo, que también contendrá cláusulas sobre Derechos Humanos, según fuentes europeas.
El Gobierno de Mariano Rajoy ha defendido la negociación del nuevo acuerdo con Cuba en una reciente respuesta parlamentaria al entender que puede contribuir de forma "eficaz" a "promover la transición" en la isla y "acelerar los procesos de reforma económica y política en dicho país".
"Dicho acuerdo se enmarca en la propia Posición Común y tendrá como objetivo primordial el posicionar a la Unión Europea para promover en Cuba una transición hacia un régimen democrático con pleno respeto a los derechos humanos", aseguró el Ejecutivo español.