Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE dice que la condena a líderes de los Jemeres Rojos "es un paso positivo en la lucha contra la impunidad"

La UE ha celebrado la condena a cadena perpetua a dos de los líderes más destacados de los Jemeres Rojos, el 'hermano número dos' Nuon Chea y el expresidente de la Kampuchea Democrática Khieu Samphan, porque se trata de "un paso importante en la lucha global contra la impunidad".
"Demuestra que cualquier líder político puede responder por sus actos, incluso décadas después de haberlas cometido", ha subrayado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, en un comunicado emitido por su portavoz.
La jefa de la diplomacia europea ha recordado que "ha UE ha contribuido sustancialmente al funcionamiento" del Tribunal de Camboya, establecido en 2005 y dirigido por Camboya y la ONU, que ha condenado a ambos dirigentes de los Jemeres Rojos a lo largo de los últimos años y "tiene intención de continuar su apoyo en beneficio de la justicia para las víctimas del régimen de los Jemeres Rojos y para el proceso de reconciliación nacional en Camboya".
El juez Nil Nonn ha determinado que ambos son culpables de "exterminio, persecución política y otros actos inhumanos, entre los que se encuentran los traslados forzosos, las desapariciones forzosas y los ataques contra la dignidad humana", según ha informado la cadena BBC.
Se trata de los primeros altos cargos de los Jemeres Rojos condenados por sus crímenes. Hasta el momento, sólo había emitido un veredicto, una condena a cadena perpetua para Kaing Guek Eav, alias 'Duch', el exdirector de la prisión de Tuol Sleng, que era una antigua escuela reconvertida en centro de reclusión en la que unas 14.000 personas fueron ejecutadas.
Se cree que alrededor de dos millones de personas murieron entre 1975 y 1979 bajo el régimen de los Jemeres Rojos de Pol Pot, que falleció en abril de 1998.