Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE confirma a Kabul su objetivo de dar 200 millones anuales de ayuda al desarrollo hasta 2020

Pide acordar con el Gobierno afgano la devolución de los inmigrantes irregulares
Los responsables de Desarrollo de los Veintiocho han confirmado este jueves el objetivo de mantener una ayuda al desarrollo de la Unión Europea "elevada" para Afganistán de 200 millones de euros anuales hasta 2020 aunque han subrayado la responsabilidad del Gobierno afgano de "demostrar un compromiso claro con las reformas políticas y económicas" necesarias.
Los Veintiocho han mantenido un almuerzo este jueves con el ministro de Finanzas afgano, Eklil Ahmad Hakimi, para preparar la Conferencia de Donantes para Afganistán que acogerá Bruselas los próximos 4 y 5 de octubre.
"La UE y los Estados miembros tienen intención de mantener el apoyo político y asistencia financiera necesarios en los niveles actuales o próximos hasta 2020", ha avanzado los Veintiocho en un texto de conclusiones sobre Afganistán, en el que han confiado en que otros donantes y países de la región también aporten su apoyo.
Los Veintiocho han confiado en que la cumbre de la OTAN de principios de julio en Varsovia como la Conferencia de Bruselas permitirán a la comunidad internacional concretar su apoyo político y financiero para promover la paz y el desarrollo de Afganistán "sobre la base de compromisos reforzados mutuos".
"La corrupción en particular es un desafío crítico para el desarrollo de Afganistán y la adopción y aplicación de medidas contra la corrupción es de máxima importancia", han avisado los Veintiocho, que también dejan claro que "pasos claros y tangibles hacia la reforma electoral ayudarán a reforzar la confianza pública en el proceso democrático", especialmente de cara a las próximas elecciones en el país.
Los Veintiocho también buscarán mejorar la eficacia de su ayuda para Afganistán y exploraran la programación conjunta de su ayuda siempre que se garantice "la transparencia adecuada y mecanismos de rendición de cuentas" de la ayuda por parte de Kabul. También han reiterado el compromiso de la UE de mantener su misión civil de entrenamiento de la Policía afgana más allá de 2016.
Asimismo, han manifestado "preocupación" por el deterioro de la situación humanitaria en el país y han subrayado la importancia de que se respete el Derecho Humanitario Internacional, al tiempo que han prometido apoyar todos los esfuerzos encaminados a facilitar las negociaciones de paz y la reconciliación nacional.
También han pedido a Kabul esfuerzos "sustanciales" para cooperar para hacer frente a la inmigración irregular y piden desarrollar "un marco para la cooperación a través del Diálogo de Alto Nivel sobre Migración previsto para junio y octubre", que incluya "la devolución, así como la readmisión y reintegración por el Gobierno afgano de sus nacionales, en pleno respeto de sus derechos fundamentales y de acuerdo con los compromisos internacionales".