Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE discute el lunes ampliar sanciones por disturbios en el este y misión para apoyar reforma policial

Los ministros de Defensa discuten el martes las implicaciones de la crisis ucraniana para las capacidades militares europeas
Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE discutirán el próximo lunes en Luxemburgo la posibilidad de ampliar sanciones "individuales" en respuesta a los disturbios y protestas independentistas en ciudades del este de Ucrania y la petición de Reino Unido, Polonia y Suecia de desplegar una misión civil europea para contribuir a la reforma de la Policía y el sector judicial en la exrepública soviética aunque los Veintiocho no cerrarán decisiones, según han avanzado varias fuentes diplomáticas.
Varios Estados miembros han reclamado ampliar la lista de sanciones individuales que ya afectan a 33 dirigentes rusos y ucranianos, aunque otros, entre ellos España, rechazan más sanciones por ahora para dar la oportunidad al diálogo de cara a la reunión que podrían mantener este jueves en Ginebra la UE, Estados Unidos, Rusia y Ucrania, según varias fuentes diplomáticas.
"No podemos no hacer nada. Es algo que sobre lo que todos los Estados miembros parecen estar de acuerdo", han explicado otras fuentes europeas.
Aunque los Veintiocho no van a acordar "más medidas restrictivas sobre individuos en este Consejo" no se descarta que sí acuerden pedir a los órganos competentes que preparen ampliar la lista de congelación de activos y restricción de entrada para individuos en respuesta a las protestas independentistas en ciudades del este de Ucrania y la toma de edificios gubernamentales.
Los Veintiocho sí aprobarán la decisión legal para congelar los activos de otros cuatro individuos responsables de apropiación indebida de fondos públicos ucranianos, que se sumarán así a otra lista de 18 individuos sancionados por este mismo motivo, entre ellos, el expresidente ucraniano, Viktor Yanukovich.
TRABAJO SOBRE SANCIONES ECONÓMICAS EN CURSO
La Comisión Europea informará a su vez a los Veintiocho de sus trabajos en marcha para preparar posibles sanciones económicas contra Rusia, para evaluar el impacto de las mismas en los Estados miembros y las consecuencias del no reconocimiento de Crimea para el territorio en términos relaciones económicas y comerciales y visados por ejemplo, pero el trabajo no estará listo en todo caso para el lunes.
Se espera que haya más claridad en mayo sobre las posibles sanciones económicas, aunque tampoco hay consenso entre los Veintiocho para dar este paso, que tendría graves consecuencias económicas para la UE y rechazan la mayoría de países.
Los Veintiocho también discutirán la carta que ha remitido el presidente ruso, Vladimir Putin, a 18 países europeos advirtiéndoles del problema de la deuda de gas que mantiene Ucrania con el país y su posible impacto para el suministro europeo y tratarán de coordinar su respuesta.
La Comisión Europea ya ha dejado claro en todo caso que espera que Rusia "respete" sus compromisos de suministro de gas con la UE y que está en el interés de todo el mundo garantizar un suministro "fiable" tras recordar que el 70% de las exportaciones de gas y petróleo ruso, que representan en torno al 50% del presupuesto federal ruso, van a la UE.
Los Veintiocho también darán luz verde el lunes a la aprobación de las ventajas comerciales para Ucrania que ascienden a unos 500 millones de euros por la supresión de aranceles para las exportaciones ucranianas, acelerando las ventajas del acuerdo de libre comercio todavía no firmado, así como a una ayuda macrofinanciera de 1.000 millones de euros para Ucrania.
MISIÓN CIVIL EUROPEA
También discutirán la petición de Reino Unido, Polonia y Suecia de desplegar una misión civil de la UE para ayudar a Ucrania a reformar su Policía y su sistema judicial, aunque "muchos" países han mostrado preocupación al considerar que "no es el momento" y que Rusia lo puede ver como una acción unilateral provocadora, entre ellos España, y otros porque insisten en que hay que evitar duplicidad con la misión de observación de la OSCE, que es prioritaria.
Fuentes europeas han avanzado que la misión "no es la única posibilidad" y se podría brindar un apoyo de asesoramiento en materia de reforma de las fuerzas policiales y de la justicia a través de "una célula" de asesoramiento, como ya existe en la frontera entre Ucrania y Moldavia desde 2005.
IMPACTO PARA LAS CAPACIDADES MILITARES
Al día siguiente, los ministros de Defensa de los Veintiocho abordarán por su parte las implicaciones de la crisis en Ucrania para las capacidades militares europeas y la cooperación en defensa en presencia del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ya ha dejado claro que los Estados miembros deben avanzar "más rápido" en la mutualización de las capacidades militares.
La Agencia de Defensa Europea (EDA) presentará a los ministros sus ideas para promover un marco para la cooperación más sistemático y a largo plazo en defensa entre los Estados miembros y les informará del trabajo en marcha para avanzar en los proyectos de capacidades militares pactados por los líderes europeos en la cumbre para aumentar las capacidades de reabastecimiento en vuelo, los aviones no tripulados a distancia, los satélites de comunicación y la ciberdefensa.
En materia de reabastecimiento en vuelo, se espera que España, Países Bajos, Bélgica, Polonia y Noruega adquieran "entre ocho y diez" aviones y que decidan "hacia finales de este año" si se decantan por el Boeing KC-767 o el Airbus A330 MRTT para poder lanzar el contrato de adquisición conjunta "a mediados del próximo año", según una fuente de la EDA.
La EDA también espera que "probablemente para junio" se lance un proyecto para desarrollar un modelo europeo de drone o avión no tripulado de nueva generación. Francia ha indicado que estaría dispuesto a liderar el proyecto, pero hacen falta "al menos dos" países para lanzarlo.