Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE espera este lunes un compromiso claro de Ankara para aceptar de vuelta a irregulares de Grecia

Tusk espera que los líderes se comprometan en su reunión posterior a aplicar Schengen y a dar ayuda humanitaria Grecia
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) esperan "un compromiso claro" de Ankara en la cumbre que celebran este lunes en Bruselas para aumentar el número de inmigrantes irregulares que acepta de vuelta desde Grecia y reducir "lo antes posible" su llegada a Europa, según han avanzado fuentes europeas.
"Turquía ha dado pasos pero no estamos viendo realmente resultados en la caída de llegadas. Esperamos un compromiso claro del primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el lunes de que las readmisiones serán realmente aumentadas", han explicado fuentes europeas.
La UE ha valorado el paso que ha dado Turquía de aceptar de vuelta a 308 inmigrantes irregulares sin derecho a asilo desde Grecia esta semana, aunque fuentes diplomáticas han advertido de que sólo los sirios se excluyen "en principio" del acuerdo de readmisión bilateral entre Turquía y Grecia, que "venían aplicando a cuentagotas".
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha asegurado que el número de entradas desde Turquía a Grecia "sigue siendo demasiado alto" y ha planteado que Ankara cree un mecanismo para la devolución "a gran escalada y rápido de Grecia de todos los inmigrantes que no necesitan protección internacional" en su visita a Turquía, en el marco de una gira por los países de la ruta de los Balcanes para llegar a un consenso sobre la respuesta a la crisis de refugiados.
"La voluntad política está ahí pero plantea un desafío logístico, en el que tenemos que apoyar a Grecia", ha dicho en su carta a los líderes europeos, en la que les asegura que Davutoglu le "confirmó la disponibilidad de Turquía de aceptar de vuelta a todos los inmigrantes detenidos en aguas turcas", tras la decisión de la OTAN de despegar varios barcos de combate en el Egeo para ayudar en tareas de vigilancia e intercambio de información sobre los flujos y las redes criminales de traficantes.
"La cumbre del lunes con Turquía será decisiva y se tienen que dar pasos concretos para reducir los flujos de Turquía a Grecia, aumentar los retornos y las readmisiones (y) combatir el negocio sucio del tráfico de personas", ha explicado el comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, mientras que Tusk ha dejado claro que se trata de "fijar" prioridades comunes para las próximas semanas y meses para aplicar el plan de acción acordado en noviembre para atajar la crisis de refugiados.
La Unión Europea está "presionando" a Turquía para reducir por debajo de mil el número de personas que llegan de forma irregular al día a Grecia, según han confirmado fuentes diplomáticas a Europa Press. Se trata de reducir el volumen de llegadas diarias que ha constatado recientemente ACNUR frente a las 6.000 diarias de octubre pasado, lo que prueba "un reducción drástica" gracias a los esfuerzos que ha emprendido ya Ankara para frenar la llegada a Europa, según fuentes diplomáticas consultadas.
La UE quiere ver resultados sobre el terreno "lo antes posible" y que se garantice "una tendencia" a la baja en las llegadas, con tiempo suficiente para evitar una nueva crisis de refugiados en primavera y verano, según fuentes europeas.
SE EVITARÁ CONCRETAR CIFRAS
"Los turcos dicen que ellos van a hacerlo si se pone en marcha la misión (de acogida de refugiados de su territorio) humanitaria y los europeos dicen que se pone la misión humanitaria en marcha si descienden los flujos", han explicado fuentes diplomáticas, que han reconocido que Alemania, cuya canciller alemana, Angela Merkel, fue la principal promotora de la cumbre del lunes, "empuja" para avanzar en la acogida de refugiados desde Turquía de forma voluntaria.
"No se han discutido cifras", han explicado las fuentes, aunque Ankara podría aspirar a que la UE acoja al menos a 250.000 refugiados sirios de los 2,7 millones que acoge, según cifras no oficiales.
No se espera que la UE ofrezca a Turquía el lunes una cifra del número de refugiados que aceptaría acoger de su país, que medios alemanes llegaron a cifrar en hasta 500.000, como tampoco se espera que los países de la UE impongan a Turquía un número de inmigrantes a acoger de vuelta, algo que no aceptaría Ankara, según varias fuentes europeas, que insisten en que se trata de un proceso en el que se avanzará en paralelo.
"Ellos dan un poco y nosotros damos un poco", han explicado, algo que vale a la hora de avanzar en las negociaciones de adhesión de Turquía al bloque, prácticamente estancadas desde hace años, y en el objetivo prioritario de Ankara de que la UE suprima los visados para sus ciudadanos, dado que el plan de acción bilateral sellado en noviembre para atajar la crisis de refugiados compromete a avanzar en paralelo.
VISADOS
Algunos países de la UE quieren además que Ankara endurezca los visados para "todos los países del Norte de África" y no sólo para los sirios e iraquíes, como ya ha hecho y tiene intención de introducir en el caso de los libios también.
La UE y Turquía han acordado aplicar plenamente el acuerdo de readmisión de irregulares bilateral --se aplica en la actualidad a los ciudadanos turcos pero no a los de terceros países extracomunitarios-- desde junio de cara a suprimir los visados para los ciudadanos turcos que viajen a la UE en octubre, un objetivo que Ankara quiere "acelerar", han admitido fuentes europeas y diplomáticas.
Tras la cumbre con Turquía, Tusk espera que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE confirmen en la reunión informal a Veintiocho que arrancará a las 15.00 horas, su compromiso de aplicar plenamente las normas del espacio libre sin fronteras Schengen y el fin de la política de "dejar pasar a los inmigrantes" a lo largo de la ruta de los Balcanes.
AYUDA HUMANITARIA Y ACELERAR RELOCALIZACIÓN
Y que respalden, asimismo, el mecanismo de ayuda de emergencia en la UE propuesto por la Comisión este miércoles, dotado de 700 millones, para contribuir a cubrir las necesidades de los refugiados en la UE, especialmente en Grecia. Se espera que los líderes europeos se comprometan a adoptar la legislación necesaria para ello "antes" de la próxima cumbre europea, prevista los días 17 y 18 de marzo, según fuentes europeas.
La Comisión también espera que los Estados miembro aceleren sus compromisos de acogida de refugiados, tanto de Grecia e Italia, como directamente de la zona. "Se han hecho varias promesas en los últimos días y realmente cuento con que los Estados miembro cumplan", ha dicho Avramopoulos, este viernes en rueda de prensa, en la que ha presentado una 'hoja de ruta' con los pasos que se deben dar para poner fin a los controles internos fronterizos en diciembre.
España se ha comprometido a acoger a unos 450 refugiados que se encuentran en Grecia, Italia y Turquía "a corto plazo" con el objetivo de agilizar los acuerdos en la UE, según han avanzado fuentes del Ejecutivo comunitario.
Los Estados miembro apenas han reubicado a 660 refugiados de Grecia e Italia de los 160.000 acordados, según datos de Bruselas. De ellos, 338 han sido reubicados desde Italia, incluidos 18 en España, y 322 desde Grecia. Y apenas otros 3.407 de los 22.000 prometidos han sido reasentados directamente de la región.
Tusk ha asegurado que "por primera vez desde el inicio de la crisis migratoria" vislumbra "un consenso europeo emergente" para atajar la crisis de refugiados, que se agravó tras la decisión de Austria de imponer un tope a las entradas diarias de refugiados al país, lo que llevó al resto de países a endurecer por su parte las restricciones fronterizas.