Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE despliega equipo de expertos médicos para ayudar a Angola a contener el brote de fiebre amarilla

La Unión Europea ha desplegado este jueves un equipo de expertos médicos conjunto para ayudar a Angola a contener el brote de fiebre amarilla, que ha provocado ya 260 muertes del total de más de 2.000 casos sospechosos detectados en el país desde que estalló en diciembre del año pasado.
Se trata del primer equipo de expertos médicos conjunto que la UE despliega en el marco del Cuerpo Médico Europeo que fue creado a mediados de febrero precisamente para poder atender en situaciones de emergencia rápidamente para contener epidemias como el ébola.
El equipo desplazado a Angola, compuesto por expertos de Alemania, Portugal y Bélgica, así como de la Comisión Europea y del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, contribuirá a lograr un mejor entendimiento de las características epidemiológicas del brote, evaluará los riesgos de su extensión a nivel regional e internacional y las implicaciones para Europa y los europeos que viajan a la región, además de asesorar a las autoridades angoleñas en sus esfuerzos para mitigar el brote.
"Juntos podemos entenderlo mejor y ayudar a pararlo más rápido", ha explicado el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, que ha recordado que se han "aprendido lecciones de la crisis del ébola" y el nuevo Cuerpo Médico Europeo fue creado en febrero precisamente "para poder reaccionar mejor a una gran emergencia sanitaria".
La misión durará alrededor de dos semanas y trabajará estrechamente tanto con el Gobierno angoleño como con la Organización Mundial de la Salud.
El brote de fiebre amarilla, una enfermedad hemorrágica viral aguda transmitida por mosquitos infectados y cuyos síntomas son la fiebre, daño muscular, dolor de espalda y de cabeza, escalofríos, pérdida de apetito, náuseas y vómitos, estalló en la capital angoleña, Luanda, en diciembre del año pasado, pero muy rápidamente se ha ido extendiendo por otros municipios y provincias.
Hasta ahora se han detectado más de 2.000 casos sospechosos y se han registrado 260 muertes en Angola -que ya vivió dos brotes anteriores en 1971 y 1988--, aunque también se han dado casos 'importados' en China, Kenia, República Democrática del Congo y Mauritania.
El Cuerpo Médico Europeo creado podría incluir equipos médicos de emergencia, expertos en coordinación y salud pública, laboratorios móviles de bioseguridad, aviones para evacuaciones médicas y equipos de apoyo logístico.
Este organismo se enmarca dentro de la nueva Capacidad europea ante emergencias, conocida como 'Fondo Común Voluntario', del Mecanismo de Protección Civil de la UE. Hasta ahora, España, Bélgica, República Checa, Finlandia, Francia, Luxemburgo, Alemania, Suecia y Países Ba ya han destinado equipos y material a dicho fondo.