Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE pide a las facciones libias que respalden el acuerdo de unidad nacional y vuelve a amenazar con sanciones

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han respaldado "plenamente" el acuerdo político libio firmado el 17 de diciembre para poner en marcha un Gobierno de unidad nacional en el país y han instado a "todas las partes en Libia a aprovechar esta oportunidad para respaldar el acuerdo y participar en el proceso".
Asimismo, han amenazado nuevamente con sanciones a quienes boicoteen la formación del Gobierno de unidad nacional. "Aquellos que obstaculicen la aplicación del acuerdo político deberán rendir cuentas", han avisado los Veintiocho en el texto de conclusiones que han adoptado sobre Libia.
Los Veintiocho han dejado claro que "la UE y sus Estados miembros apoyarán al Gobierno de Unidad Nacional como el único Gobierno legítimo de Libia" y han instado a "todas las instituciones libias, incluidas las financieras y económicas, a aceptar la autoridad" del mismo, al tiempo que han recordado que la resolución 2.259 del Consejo de Seguridad de la ONU pide a sus "el cese del apoyo y los contactos oficiales con las instituciones paralelas que reivindican ser la autoridad legítima pero están fuera del acuerdo".
El Consejo Presidencial de Libia, encabezado por el primer ministro designado, Fayez Serraj, ha aplazado 48 horas el anuncio de los integrantes del Gobierno de unidad incumpliendo la fecha límite del 17 de enero contemplada por el acuerdo de paz, lo que ha provocado las críticas de Naciones Unidas. El jefe de la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL), Martin Kobler, ha lamentado la decisión, agregando que "Libia no puede seguir esperando".
El Acuerdo Político para Libia, firmado el 17 de diciembre en Marruecos, tiene como objetivo la creación de un Gobierno de unidad que estará encabezado por Sarraj como primer ministro.
El acuerdo ha contado con el respaldo de más de cien representantes de las delegaciones d los Gobiernos legítimo y rebelde de Tobruk y Trípoli, respectivamente, aunque no con la firma de los presidentes de las dos cámaras legislativas.
Los Veintiocho han reclamado la adopción de la enmienda de la declaración constitucional de 2011 y han instado al Consejo Presidencial libio a formar el Gobierno de unidad nacional, que debe aprobar el Parlamento, tal y como prevé el acuerdo de diciembre y han reclamado que "todos los actores libios apoyen y colaboren" con el Comité de Seguridad Temporal creado para facilitar los acuerdos de seguridad sobre el terreno, insistiendo en "la necesidad urgente de finalizar acuerdos de seguridad para Trípoli".
CONDENA A ATENTADOS
Los jefes de la diplomacia europea han condenado "con firmeza" los atentados terroristas recientes en Zliten y contra instalaciones petroleras en Libia y han advertido de que el aumento de los ataques y de la presencia del Estado Islámico y otros grupos extremistas ponen de relieve "la necesidad urgente" de aplicar el acuerdo político en Libia y la formación del Gobierno de unidad nacional, que ven "como la única vía para que Libia tome el camino de la paz, la estabilidad y la prosperidad y ataje eficazmente las amenazas y desafíos" como el terrorismo, el tráfico humano y preserve su unidad.
También han reclamado garantizar el acceso humanitario y proteger al personal humanitario ante el empeoramiento de la situación humanitaria.
"La UE está dispuesta a apoyar a Libia en la lucha contra el extremismo violento", han asegurado los Veintiocho en sus conclusiones, en las que han reiterado su "pleno compromiso" en apoyar al Gobierno de unidad nacional en cuanto se forme, incluido con un paquete "inmediato" de ayuda de 100 millones de euros, al tiempo que se han mostrado dispuestos a apoyar en la reforma del sector de seguridad libio "especialmente a través de entrenamiento y asesoramiento" si lo piden las autoridades.