Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE y los países árabes apoyan un gobierno de reconciliación liderado por la ANP

El ministro de Asuntos Exteriores de la ANP, Riyad al-Maliki, el ministro de Exteriores checo y presidente de turno del Consejo europeo, Karel Schwarzenberg, y Javier Solana, jefe de la diplomacia europea, han dado a conocer el contenido de su reunión. Foto: AP.telecinco.es
La Unión Europea, Egipto, Turquía y Jordania han enviado una señal de apoyo a la creación de un gobierno de reconciliación en territorio palestino bajo la presidencia del actual líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbás. Hamás también se ha sentado a hablar con el mediador Egipto, pero no renuncia a las armas.
El ministro de Asuntos Exteriores de la ANP, Riyad al-Maliki, ha asegurado tras reunirse con sus colegas europeos y de otros países árabes que ha escuchado "voces unánimes de apoyo de la UE" a una "única autoridad palestina legítima, reconocida en todo el mundo, tanto en Gaza como en Cisjordania: la Autoridad Nacional Palestina".
Según Al-Maliki "estaba claro desde el principio" que uno de los objetivos de la ofensiva israelí era la separación entre Gaza, controlada por los islamistas de Hamás, y Cisjordania, dirigida por Al-Fatah, y la creación de una nueva entidad en la franja. "No sólo es que la ANP no lo acepta, tampoco va a haber apoyo de ningún país árabe. Creemos en la unidad territorial, y trabajaremos para la reconciliación nacional, para superar las diferencias y reunir los territorios palestinos", afirmó.
Por su parte, el ministro de Exteriores checo y presidente de turno del Consejo, Karel Schwarzenberg, ha afirmado que "mientras que Hamás siga defendiendo el terror y la destrucción de Israel, es difícil considerarlo como un socio serio". Además, ha insistido en la defensa europea a la solución de los dos estados, palestino e israelí.
Contrabando de armas
El checo ha explicado que, para cumplir con el objetivo de parar el contrabando de armas hacia la franja, algunos países miembros de la UE van a ofrecer a Egipto, única frontera de Gaza aparte de Israel, la ayuda que necesite. Pero su homólogo egipcio, Ahmed Abul Gheit, ha replicado que desde su punto de vista el contrabando no se produce en su frontera, sino en la costa.
La iniciativa europea de diálogo con las partes en conflicto incluyó un primer encuentro el pasado miércoles con la ministra de Exteriores israelí, Tizpi Livni, quien se comprometió a garantizar la entrada de ayuda humanitaria en la franja de Gaza. A cambio, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE y el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, prometieron redoblar sus esfuerzos para detener el contrabando de armas hacia Gaza. Para ello, los europeos han intentado convencer a Egipto, principal mediador para el alto el fuego, de que les permita colocar en su territorio observadores militares para controlar el paso fronterizo de Rafah, el único que conecta a los palestinos con un territorio que no sea israelí.
Hamás no renuncia a las armas
A este respecto también se ha pronunciado el movimiento islamista Hamás. El dirigente del grupo palestino en el Líbano, Usama Hamdán, ha asegurado que nada detendrá la llegada de armas a los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza. "Que nadie piense que las medidas de seguridad nos impedirán el suministro de armas. Continuaremos enviándolas a Gaza y Cisjordania, y ni los portaaviones, ni los controles aéreos y marítimos podrán impedirlo", dijo.
Mientras, una delegación de seis representantes del movimiento mantiene conversaciones con las autoridades egipcias en El Cairo sobre la tregua vigente en la franja de Gaza.
MV