Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE aprueba el lunes que su misión entrene a guardacostas y aplique el embargo de armas a Libia

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE darán luz verde formal el próximo lunes 20 de junio a la asunción de nuevas tareas por parte de la operación de la UE contra las mafias en el Mediterráneo Central, bautizada 'Sophia', para entrenar a los guardacostas y la Marina libios y contribuir a la aplicación del embargo de armas a Libia tras la aprobación de la resolución 2292 del Consejo de Seguridad de la ONU que le autoriza a inspeccionar busques sospechosos de llevar armas en aguas internacionales.
"La decisión legal se adoptará (el lunes) sin discusión previa", han avanzado a Europa Press fuentes europeas.
Los jefes de la diplomacia europea llegaron a un acuerdo en su reunión del 23 de mayo para ampliar las tareas de Sophia para entrenar a los guardacostas y la Marina libios en aguas internacionales y compartir información con ellos y, a condición de que la ONU lo avalara, contribuir a aplicar el embargo de armas frente a las costas libias pero en aguas internacionales. Ahora aprobarán la decisión formal y los textos jurídicos formales.
El primer ministro del Gobierno de unidad nacional libio, Fayez Serraj, reclamó a la UE en una carta fechada el 21 de mayo, a la que ha tenido acceso Europa Press, que la UE contribuyera a "entrenar al servicio de seguridad, a las fuerzas navales y de guardacostas en el ámbito de la lucha contra el terrorismo, la inmigración ilegal y el crimen organizado" y defendió la creación conjunta de un mecanismo para identificar criterios para seleccionar a los efectivos que serían formado, así como "estudiar los acuerdos legales del acuerdo".
La misión de la UE entrenará a los guardacostas y la Marina libios en aguas internacionales, aunque no descarta que el Gobierno de unidad nacional libio les pida más adelante entrar en sus aguas territoriales. La UE también contempla una posible misión civil para apoyar a la Policía y al sector de la justicia en Libia.
El entrenamiento de los guardacostas y la Marina libios puede empezar "rápidamente", según fuentes europeas y militares. Y de hecho, es algo que ha venido reclamando desde finales del año pasado el comandante de la operación Sophia, almirante Enrico Credendino, para que los libios puedan patrullar y controlar sus aguas territoriales y ayudar a combatir a los traficantes.
Fuentes militares dan por hecho que sí se amplían las tareas de la misión harán falta "más medios" para la operación, que actualmente cuenta con la fragata española 'Numancia', un barco británico y dos barcos alemanes y tres aviones de reconocimiento y patrulla marítima de España, Portugal y Luxemburgo y un F50 francés.
La misión de la UE sólo entraría en aguas libias o en una tercera fase en los puertos libios en el caso de que "hay una resolución del Consejo de Seguridad bajo el capítulo 7" que autoriza al uso de la fuerza, algo que "no es probable que ocurra" y "lo que es más probable" que "en algún momento el Gobierno libio nos invite a entrar en aguas libias", explicó el secretario general del Servicio Europeo de Acción Exterior, Alan Le Roi, el pasado 24 de mayo ante la Eurocámara.
La operación de la UE comenzó su fase operativa en octubre pasado. Desde entonces más de 80 traficantes han sido arrestados y entregados a las autoridades italianas para su eventual procesamiento, ha contribuido a salvar a "más de 15.000" personas y ha destruido o neutralizado más de 150 embarcaciones utilizadas por las mafias.