Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE destina otros cuatro millones de ayuda humanitaria para los damnificados por el terremoto en Ecuador

La Comisión Europea ha liberado este jueves otros cuatro millones de euros de ayuda humanitaria para las víctimas más vulnerables del terremoto de magnitud 7,8 registrado el 16 de abril en Ecuador, que provocó 661 muertes y afectó a cerca de dos millones de personas en total.
La Comisión eleva así a cinco millones de euros la ayuda humanitaria comunitaria movilizada para apoyar a los damnificados por el seísmo. "La UE está plenamente comprometida en continuar ayudando a la población de Ecuador a recuperarse del terremoto devastador", ha asegurado el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, en un comunicado.
El comisario ha precisado que "los fondos adicionales ayudarán a hacer frente a las necesidades humanitarias inmediatas y contribuirán al refuerzo de la capacidad de resistencia y la preparación frente a desastres en Ecuador, un país vulnerable a los seísmos".
La ayuda, que se movilizará a través de las ONG y agencias humanitarias, se centrará en garantizar alojamiento de emergencias para miles de ecuatorianos que perdieron sus hogares, especialmente en zonas suburbanas y rurales de difícil acceso, así como para protección, servicios de salud, incluido apoyo psicológico, especialmente para los menores.
También se centrará en facilitar el acceso a agua limpia y servicios sanitarios para prevenir enfermedades transmitidas por el agua y cuya aparición en más probable en las provincias costeras con la llegada de la temporada de lluvias en Ecuador, así como a contribuir de manera más general a la recuperación de los medios de vida de la población local.
La UE movilizó un millón de euros de ayuda de emergencia inicial a las 36 horas de que se produjera el seísmo para cubrir necesidades de alojamiento, alimentos, agua, servicios de higiene y sanitarios y movilizó un equipo de expertos a través del Mecanismo de Protección Civil, que fue activado a petición de Ecuador y la ONU para coordinar el envío de ayuda de los Estados miembro.
España, Bélgica, Austria, Dinamarca, Francia, Italia, Portugal, Suecia, Países Bajos y Reino Unido enviaron equipos de búsqueda y rescate y de expertos en evaluación de riesgos, así como bienes de primera necesidad como agua y mantas, entre otros, a través del mecanismo europeo.