Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UE congela activos de cuatro individuos por apropiación indebida de fondos públicos

Los 28 dan luz verde a ventajas comerciales para Ucrania y ayuda macrofinanciera adicional de 1.000 millones de euros
Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han aprobado este lunes en Luxemburgo congelar los activos financieros bajo jurisdicción europea de otros cuatro individuos ucranianos sospechosos de apropiación indebida de fondos públicos y también han dado luz verde a una ayuda macrofinanciera de 1.000 millones de euros para Ucrania, así como ventajas comerciales estimadas en cerca de 500 millones de euros anuales para las exportaciones ucranianas.
Los nuevos cuatro nombres incluido en la lista de sujetos sancionados por la UE se suman así a los 18 previamente sancionados en marzo pasado por el mismo motivo, entre ellos el expresidente Viktor Yanukovich, sus dos hijos, Oleksandr y Viktor, los del exprimer ministro Mikola Azarov y su hijo Oleksi, entre otros.
Las sanciones entrarán en vigor este martes una vez publicada la decisión y la lista de los nuevos individuos objeto de las mismas en el Diario Oficial de la UE.
Los Veintiocho también han dado luz verde este lunes a la aprobación de las ventajas comerciales para Ucrania que ascienden a cerca de 500 millones de euros anuales por la supresión o reducción de aranceles para las exportaciones ucranianas a la UE, con el objetivo de acelerar las ventajas del acuerdo de libre comercio con el bloque, todavía pendiente de firma.
También han aprobado una ayuda macrofinanciera de 1.000 millones de euros para apoyar a Ucrania, que se suman a otros 610 millones previamente aprobados.
Ambas ayudas financieras forman parte del paquete de apoyo de hasta 11.000 millones de euros anunciado por el Ejecutivo comunitario para contribuir a aliviar la frágil situación económica y financiera de la exrepública soviética.
Respecto a la asistencia macrofinanciera, los Veintiocho han precisado que se desembolsará en froma de préstamos que deberán devolverse en "un máximo" de 15 años y cubrirán las necesidades de pago urgentes del Gobierno ucraniano identificadas en el programa de rescate del Fondo Monetario Internacional.
"La asistencia estará condicionada al cumplimiento de las condiciones de política económica y financiera, centradas en las reformas estructurales y finanzas públicas correctas, tal y como establecido en el memorando de entendimiento que debe acordarse entre la UE y Ucrania", avisan no obstante los Veintiocho.
La ayuda macrofinanciera estará disponible durante un año desde el momento en que entre en vigor el memorando y se desembolsará en dos tramo "a menos que circunstancias excepcionales requieran su desembolso en un único" y se podrá liberar "tanto pronto como las autoridades ucranianas y el FMI hayan acordado un programa económico apoyado por un acuerdo de financiación".
En todo caso, dejan claro que las ayudas europeas solo se desembolsarán a condición de que Kiev cumpla las medidas en el memorando bilateral y el acuerdo de rescate con el FMI pero también "su respeto a mecanismos democráticos efectivos", incluido un sistema parlamentario multipartido, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos.
Por lo que se refiere a las ventajas comerciales aprobadas para Ucrania de forma unilateral antes de la firma del acuerdo de libre comercio, los Veintiocho esperan que entren en vigor el 23 de abril, un día después de la fecha de publicación prevista en el Diario Oficial de la UE y se aplicarán como muy tarde hasta el 1 de noviembre de 2014. Se espera que el acuerdo de libre comercio se haya firmado antes y esté en vigor para entonces.
Las ventajas comerciales cubren el 94,7% de los aranceles actuales para las importaciones de bienes industriales de Ucrania y el 100% de los aplicados a sus productos agrícolas.
El comisario de Comercio, Karel De Gucht, ha recordado que "Ucrania no necesita ser recíproca retirando sus propios aranceles a las importaciones de la UE" pero ha avisado de que "no debe aumentarlos" y sí deberá "cumplir con las normas de etiquetado de origen de la UE" y "garantizar que los bienes de terceros países disfrazados como ucranianos no entran en la UE vía Ucrania".
De Gught ha recordado que el acuerdo "permite a la UE reintroducir las tarifas si las importaciones de Ucrania inundan el mercado de la UE en volúmenes que causan o amenazan con provocar serias dificultades para los productos de la UE de los mismos productos".