Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE intensifica los esfuerzos diplomáticos para tratar de aliviar tensiones entre Rusia y Ucrania

La Unión Europea ha intensificado en las últimas horas los esfuerzos para intentar aliviar las tensiones entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el ucraniano, Petro Poroshenko, y afianzar el pacto de alto el fuego cerrado en septiembre entre Kiev y los separatistas prorrusos, aprovechando un foro de alto nivel entre Europa y Asia que se celebra entre este jueves y el viernes en Milán (Italia).
La agenda formal de esta cumbre, tradicionalmente de carácter económico y comercial, ha quedado eclipsada por la crisis ucraniana y tendrá su cita más relevante en los márgenes de la reunión oficial, cuando Putin y Prosohenko se reúnan el viernes a primera hora, acompañados por varios mandatarios de la Unión Europea.
La cita tendrá lugar en la Prefettura di Milano, sede del Gobierno italiano, a las 08:00 horas. Al encuentro asistirán, además de Putin y Poroshenko, la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, François Hollande; y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, como presidente de turno de la UE.
El presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, y el jefe del Ejecutivo comunitario saliente, José Manuel Durao Barroso, también se unirán a la reunión.
Sin embargo, los esfuerzos diplomáticos se intensificaron en la tarde del jueves, con varias reuniones bilaterales e informales para preparar la cita del viernes, después de que Putin elevara la tensión avisando horas antes de que Rusia podría cortar el gas natural a Europa este invierno, si Ucrania desviaba parte de su suministro a países europeos.
Poroshenko, que no participa en la cumbre Asia-Europa por no ser parte de esta alianza, por ejemplo, ha previsto una bilateral con Barroso y Van Rompuy al término de la primera jornada de cumbre. También será recibido por el presidente italiano, Giorgio Napolitano, antes de la cena de líderes euroasiáticos.
Putin, por su parte, que ha viajado de Belgrado a Milán a última hora del jueves, tenía previsto verse con al menos Merkel y Napolitano antes de la reunión de gran formato del viernes.