Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE busca maximizar el impacto de la diplomacia cultural en política exterior

La Unión Europea busca maximizar el impacto de la diplomacia cultural en su política exterior, una cuestión que abordarán este lunes en la capital europea representantes políticos nacionales y de las instituciones europeas y de las organizaciones culturales, artistas y académicos de 54 países de la UE y extranjeros.
Las partes discutirán recomendaciones de expertos en este ámbito, que podrían formar la base de una nueva estrategia de la UE sobre el papel de la cultura en las relaciones exteriores de la UE. También analizarán cómo mejorar el apoyo a los artistas, productores y empresas para penetrar en nuevos mercados fuera de la UE.
La cultura como componente esencial de las relaciones exteriores constituye uno de los tres objetivos estratégicos de la UE desde 2007, junto con la diversidad cultural y como catalizador de la creatividad.
Algunas de las ideas que se han debatido en las consultas que han participado la Comisión y organizaciones culturales incluyen promover una mayor cooperación con los institutos culturales y la sociedad civil, las asociaciones entre ciudades y la creación de centros creativos europeos en países como China y Brasil, según ha informado la Comisión Europea en un comunicado.
Las recomendaciones finales se publicarán en las próximas semanas y las ideas se examinarán con los Estados miembros, tanto durante la presidencia griega de la UE como la italiana.
Las propuestas son fruto de una iniciativa piloto puesta en marcha por el Parlamento Europeo y dirigida por la Comisión Europea en cooperación con expertos del Instituto Goethe y otros organismos culturales y cuyo objetivo es fomentar una mejor cooperación entre los Estados miembros y maximizar el valor añadido de la diplomacia cultural europea.
"La cultura es una parte esencial de nuestra identidad colectiva europea y contribuye a sustentar nuestros valores comunes, como el respeto de los derechos humanos, la diversidad y la igualdad. La diplomacia cultural constituye una oportunidad para que compartamos con otros países estos valores y nuestra cultura europea", ha explicado la comisaria de Cultura, Androulla Vassilou, que participará en la reunión, junto con el secretario general ejecutivo del Servicio Europeo de Acción Exterior, Pierre Vimont, entre otros.
La comisaria ha defendido que si se utiliza "inteligentemente" la diplomacia cultural como "poder no coactivo, puede beneficiar a la UE y a sus Estados miembros en sus relaciones con el resto del mundo".
"Una de mis prioridades clave es impulsar una función más activa y dinámica de la cultura europea en el ámbito internacional", ha apostillado la comisaria.
En concreto, en la iniciativa participan los Veintiocho Estados miembro de la UE, 16 países vecinos --Argelia, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Egipto, Georgia, Israel, Jordania, Líbano, Libia, Marruecos, Moldavia, Palestina, Siria, Túnez y Ucrania--, así como diez socios estratégicos de la UE. Se trata de Estados Unidos, Brasil, Canadá, China, India, Japón, México, Rusia, Sudáfrica y Corea del Sur.
Los organismos culturales participantes incluyen entre otros el Instituto Goethe de Bruselas, el Palacio de Bellas Artes de Bruselas Bozar, el British Council de Bruselas, el Instituto Danés de Cultura de Bruselas, así como la Fundación Europea de la Cultura, el Instituto IFA, el Instituto Francés de París y el KEA.