Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE podría ayudar en la verificación de un alto el fuego y desmilitarización de Gaza

La Unión Europea ha abierto la puerta a contribuir a la verificación de un eventual alto el fuego entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza y la desmilitarización del territorio palestino y participar en la supervisión de la reapertura de los pasos fronterizos y desarrollar Gaza reorientando su economía hacia la reexportación.
"Se habla de tener una presencia de la UE en Gaza, que también haga la verificación de un posible alto el fuego", ha explicado una fuente diplomática europea de alto nivel.
La UE también contempla asumir un papel para supervisar "el desarme y la desmilitarización" en la Franja de Gaza, algo que los Veintiocho han reclamado en ya en junio y algo que es de especial importancia para Israel para garantizar el fin del tráfico de armas y cohetes de Hamás a través de los túneles subterráneos y contribuir a la supervisión de pasos fronterizos, más allá del paso en Rafá que separa la Franja de Egipto, para mejorar el acceso y movimiento en apoyo al desarrollo socioeconómico de Gaza.
"La UE como parte de la comunidad internacional está lista para hacer un número de cosas para que el alto el fuego funcione", ha resumido la fuente de alto nivel diplomática europea.
"Hay varias condiciones: que las partes quieran que estemos allí y nos inviten a estar allí, la segunda condición es que tengamos un interlocutor (que la Autoridad Palestina ejerza funciones de Gobierno en Gaza) y, tres, tener un acuerdo sobre lo que deberíamos hacer allí", ha precisado.
"Todo es una opción que merece la pena perseguir", ha recalcado la fuente, que ha admitido que además no está claro si una eventual presencia ampliada de la UE sobre el terreno que han planteado Reino Unido, Francia y Alemania, se haría en base a un acuerdo bilateral o en el marco de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que respalde un alto el fuego o si se trata de labores que se confiarían a una misión de la UE o como "parte de una operación de la ONU". "Necesitamos un alto el fuego que dure y conocer los términos", ha aclarado.
La UE tampoco descarta entrenar a las fuerzas palestinas en Gaza en el marco de su misión de entrenamiento, ahora limitada a Ramala por el control que Hamás ejerce en la Franja desde 2007.
Los Veintiocho también han ofrecido de forma reiterada reactivar su misión de asistencia fronteriza en Rafá, lanzada en noviembre de 2005 con el objetivo de facilitar la apertura y funcionamiento del paso fronterizo como parte garante, pero fue suspendida en junio de 2007 después de que Hamás se hizo con el poder de la Franja de Gaza.
Aun así, el acuerdo sigue disponible para relanzarse si lo piden los Gobiernos israelí y palestino. El acuerdo prevé la posibilidad de ampliar una eventual misión de una tercera parte garante a otros pasos fronterizos como Kerem Shalom y Erez.
La misión europea cuenta en la actualidad con ocho efectivos, cuatro de la UE y cuatro locales, según fuentes comunitarias. Pero en 2005 la misión se desplegó en apenas dos semanas con 75 efectivos, luego se puede reactivar de forma "muy rápida" si hay acuerdo entre las partes, según la fuente diplomática europea de alto nivel.
Al margen de la mejora en el acceso y movimiento desde y hacia Gaza a través de los pasos fronterizos, Hamás reclama garantizar el funcionamiento de un puerto en Gaza y una ruta marítima a Europa, además de restablecer el aeropuerto.
Egipto por su parte también reclama que la Autoridad Palestina sea interlocutor para mejorar el movimiento a través de Rafá y muestra más interés en contribuir a la lucha contra el tráfico de armas a través de los túneles subterráneos, según la fuente europea.
La UE también ve fundamental ayudar a paliar de forma "inmediata" la situación humanitaria en Gaza dado que la última operación de Israel ha provocado "peores" daños que su anterior de 2009 a infraestructuras claves y no se descarta que se necesiten nuevas operaciones de limpieza de artefactos explosivos y comenzar a preparar el terreno para la reconstrucción del territorio palestino, admitiendo que la comunidad internacional estudia una conferencia de donantes internacional. "La destrucción es mucho peor que en 2009. La preparación de la reconstrucción llevará algo de tiempo", ha insistido.
La comunidad internacional prometió unos 5.500 millones de euros en la anterior conferencia de Sharm el Sheij en 2009 pero "poco" se ha desembolsado dado que muchos donantes exigen antes el fin del bloqueo israelí. "Hay mucho dinero en las estanterías, veremos si sigue disponible", ha resumido la fuente.
El alto el fuego entre Israel y Hamás ha expirado este viernes por la mañana, poniendo fin así a 72 horas de cese de hostilidades. La operación 'Margen Protector' ha acabado con la vida de más de 1.800 palestinos desde su inicio el pasado 8 de julio. En este periodo han muerto 64 militares israelíes y tres civiles.