Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE promete una ayuda de más de 3.000 millones para refugiados sirios

La Unión Europea y sus Estados miembro han prometido este jueves una ayuda de más de 3.000 millones de euros para refugiados sirios, las comunidades que los acojan en países vecinos y para personas que permanezcan aún en el país.
Así lo han anunciado el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, y la Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, en la conferencia internacional que acoge Londres y que organizan de forma conjunta Reino Unido, Noruega, Kuwait y Naciones Unidas.
En un comunicado, el Ejecutivo comunitario ha subrayado que esta cifra triplica el montante de 1.100 comprometido por la UE en la anterior conferencia de donantes para Siria en Kuwait en marzo del año pasado y se suma a los 5.000 millones de euros destinados a proyectos para paliar el impacto del conflicto sirio.
El presidente del Consejo ha asegurado que a través de esta ayuda la UE espera ofrecer una "mejor vida" a millones de personas. "Los refugiados tienen pocas posibilidades además de huir de su país. Muchos de ellos han perdido todo y ahora, después de muchos años de conflicto, han perdido la esperanza. Tenemos el deber moral de devolvérsela", ha manifestado.
Por su parte, Mogherini ha llamado de nuevo a encontrar una solución política que ponga fin al "inmenso" sufrimiento de la sociedad siria y ha reiterado el "total apoyo" de la Unión a los esfuerzos del Enviado Especial de la ONU, Staffan de Mistura, para asegura conversaciones constructivas de paz.
La delegación de la UE en la conferencia de Londres está compuesta, además de por Tusk y Mogherini, por el comisario de Política de Vecindad Europea, Johannes Hahn, y el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides.