Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF y ACNUR crearán 'puntos azules' para atender a niños y familias de refugiados en Europa

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) han anunciado este viernes la creación de centros especiales de apoyo para atender a los niños y las familias de refugiados a lo largo de las principales rutas migratorias en Europa.
En total, está previsto establecer 20 Centros de Apoyo para Niños y Familias, a los que se ha bautizado como 'Blue Dots' (puntos azules), cuyo objetivo será ofrecer un espacio seguro a menores y familias, así como servicios vitales, protección y consejo en un solo punto, además de juego.
Según han explicado las agencias de la ONU en un comunicado conjunto, se busca respaldar a las familias vulnerables durante su viaje, especialmente a los menores no acompañados o separados de sus familias en riesgo de enfermedades, trauma, violencia, explotación y tráfico.
Los primeros 'puntos azules' ha están operativos o a punto de abrir sus puertas en Grecia, Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia. Se prevé que los 20 centros estén abiertos en un plazo de tres meses.
UNICEF y ACNUR han resaltado que actualmente mujeres y niños representan dos terceras partes de los inmigrantes y refugiados que llegan a Europa. Así, según los datos de febrero, fueron casi el 60 por ciento, frente al 27 por ciento que representaba en septiembre de 2015.
Otro de los cometidos de los 'puntos azules' será identificar y proteger a los menores y adolescentes que viajan solos y reunirles con su familia cuando sea posible, en función de lo que sea mejor para ellos.
"Estamos preocupados por el bienestar de los niños y niñas no acompañados que se mueven sin protección por Europa, muchos de los cuales han experimentado la guerra y la crudeza al hacer estos viajes solos", ha indicado el alto comisionado adjunto para Protección de ACNUR, Volker Türk.
VIDAS PATAS ARRIBA
Las vidas de estos niños "están patas arriba, han enfrentado con confusión y angustia cada paso de su viaje", ha subrayado la coordinadora especial para la crisis de refugiados y migrantes en Europa de UNICEF, Marie-Pierre Poirier.
"Los centros ofrecerán un nivel de predecibilidad, certidumbre y seguridad en sus inciertas vidas, un lugar en el que pueden conseguir la ayuda y el apoyo al que tiene derecho cada niño y contribuirán a fortalecer los sistemas de protección de menores nacionales", ha resaltado.
Por último, UNICEF y ACNUR han advertido de que estos centros "no r reemplazan la responsabilidad y obligación de los estados de hacer todo lo posible para apoyar y proteger a los menores no acompañados y separados y evitar la violencia sexual y de género".
Los centros, que estarán en lugares estratégicos, contarán con los siguientes servicios: restablecimiento de contactos familiares; reunificación familiar; espacio amigo para la infancia y para madres lactantes; salas para asesoramiento privado; atención psicosocial; asesoramiento legal; espacios seguros para que duerman mujeres y niños; y punto de información con conexión Wi-Fi.