Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF y la OMS exigen que se permita el acceso humanitario "inmediato e ininterrumpido" en Siria

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han pedido este jueves a las diferentes partes del conflicto sirio que permitan el acceso humanitario "inmediato e ininterrumpido" a las zonas en conflicto y el levantamiento de los asedios.
Ambos organismos han asegurado que durante la misión en Madaya, una de las ciudades donde la ayuda es más necesaria, sus equipos vieron "niños angustiados y hambrientos, algunos de ellos gravemente desnutridos, junto a adultos en condiciones similares". Además, han denunciado que hay niños que "llevan cerca de diez meses" sin recibir algunas vacunas necesarias para combatir enfermedades como la polio o el sarampión.
Aunque esta situación no se vive solamente en Madaya, sino que hay hasta 15 zonas civiles sitiadas en diferentes zonas del país por los distintos bandos que participan en el conflicto sirio. "Unas 400.000 personas están atrapadas en estas áreas con un acceso muy limitado a alimentos, agua potable, sanidad y otros servicios básicos", han explicado.
También creen que la desnutrición supone una amenaza para los niños y las personas con enfermedades crónicas que siguen atrapadas en estas zonas. Por ello piden que se permita la ayuda humanitaria de forma continua, ya que si no "las tasas de desnutrición en Siria seguirán aumentando y se perderán más vidas".
UNICEF y la OMS además han exigido a todas las partes en conflicto que respeten el Derecho Internacional Humanitario, ya que están utilizando "tácticas de guerra" como el estado de sitio o negar la ayuda humanitaria.