Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF condena el último ataque contra la población civil en Siria

UNICEF ha condenado la última ola de violencia contra la población civil en Siria, que ha tenido entre sus víctimas principalmente a menores. En los últimos días varios proyectiles han estallado en colegios y en zonas familiares, según informa la organización.
Solo este martes se han producido ataques en un instituto de Al Shaghour -cerca de Damasco-, en la zona rural de A'dra y en Homs. El número de muertos se eleva, según las estimaciones, a más de 100 y el de heridos roza casi los 200. La mayor parte de ellos eran niños.
Los agresiones a los menores suponen una de las principales preocupaciones para UNICEF. La directora regional de UNICEF para Oriente Próximo y el Norte de África, María Calivis, ha denunciado que "todos los días, en toda Siria, niños que simplemente están intentando vivir una vida normal son asesinados y mutilados por los ataques indiscriminados que se están produciendo contra zonas pobladas".
El Derecho Internacional Humanitario prohíbe y condena estas actuaciones. Sin embargo, todas las partes del conflicto sirio continúan atacando las áreas pobladas a pesar de los llamamientos internacionales. Desde UNICEF han pedido que se respeten la leyes internacionales y que se terminen los ataques contra la población civil y, en especial, contra los niños.