Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF denuncia un aumento de las muertes infantiles como consecuencia de los ataques contra civiles en Siria

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha denunciado esta semana que se ha producido un aumento en el número de muertes infantiles como consecuencia de los ataques contra civiles llevados a cabo en Siria.
Según reflejan los informes realizados recientemente por la agencia de la ONU, un niño ha muerto y otros diez han resultado heridos esta semana en un bombardeo que ha tenido lugar cerca del santuario de Sayidda Zeinab, en Damasco, lo que se suma a los cinco menores muertos en Idlib.
Estos sucesos, que han tenido lugar como parte del incremento de la violencia contra civiles en el país, han provocado la muerte de decenas de niños en las últimas semanas. Los menores que sobreviven, por otra parte, se enfrentan a graves traumas físicos y psicológicos.
"Al entablar conversación con los niños en Siria, nos cuentan historias traumáticas. Muchos han sido testigos de niveles horribles de violencia quedando profundamente traumatizados. Algunos dejan de poder dormir, los que logran conciliar el sueño, tienen pesadillas", ha aseverado la representante de UNICEF en Siria, Hanaa Singer.
"Muchos han perdido el oído por culpa de los constantes bombardeos. Algunos se ponen a llorar de golpe. Hay niños que dejan incluso de poder hablar. Viven con el miedo constante de no saber cuándo se producirá el siguiente ataque. Los niños sirios deberían estar preparándose para el verano, como tantos otros, y no escondiéndose y escapando de bombas y balas", ha añadido.