Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF denuncia la situación que viven millones de niños en el conflicto de Yemen

El representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Yemen, Julien Harneis, ha denunciado este martes la situación a la que se enfrentan millones de niños en el país y ha pedido a las "partes involucradas en el conflicto" que permitan el acceso libre a las zonas de combate para que la población pueda recibir la ayuda necesaria.
Harneis ha denunciado a través de un comunicado que unos "10 millones de niños se enfrentan a un nuevo año de dolor y sufrimiento en Yemen" y también ha asegurado que no ve una salida al conflicto armado a corto plazo.
El representante de la ONG en Yemen ha mencionado que al menos 747 niños han muerto desde marzo de 2015 y que otros 724 han sido forzados a realizar algún tipo de actividad militar, datos que ha recogido la ONU. Aunque desde UNICEF creen que estas cifras van mas allá, ya que afirman que los niños representan la mitad de los 2,3 millones de personas que se han desplazado de sus hogares.
Frente a esta situación UNICEF trabaja para facilitar que los recursos básicos, como agua o alimentos, puedan llegar a las zonas más afectadas. "Más de 3,5 millones de personas afectadas por el conflicto tuvieron acceso a agua y 63.520 personas de comunidades muy pobres recibieron transferencias en efectivo en las ciudades de Saná y Taiz", ha asegurado Harneis.
UNICEF también ha pedido a las partes involucradas en el conflicto que permitan "el acceso libre a las áreas afectadas por los combates", como impone el Derecho Internacional Humanitario, ya que miles de civiles mueren cada día debido a que los hospitales no están operativos y a la escasez de medicinas. Por ello, ha afirmado que lo que la población civil del país necesita es que el conflicto termine.
La guerra civil en Yemen ha acabado con la vida de 2.795 personas y ha dejado a otras 5.324 heridas desde marzo hasta diciembre de 2015, según las estimaciones del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
El conflicto ha dejado 81 civiles muertos y otros 109 heridos en el último mes de 2015. De las víctimas de diciembre, al menos 62 civiles han muerto víctimas de ataques aéreos atribuidos a la coalición que dirige Arabia Saudí.