Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF ve "urgente" abordar la falta de ayuda para niños refugiados ante el impacto del invierno

La agencia de la ONU firma un acuerdo de colaboración con el Gobierno de Eslovenia
El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) ha expresado este martes su preocupación por la salud de los niños migrantes y refugiados en Europa ya a su llegada físicamente exhaustos, con miedo, angustiados y a menudo necesitados de asistencia médica se están encontrando con un crudo invierno.
La agencia de la ONU ha subrayado que las temperaturas bajo cero y la presencia de hielo y nieve están empeorando el ya de por sí mal estado físico de los niños, ya que muchos de ellos no tienen ropa de abrigo o acceso a una alimentación adecuada a su edad. A esta situación se suma el hecho de la falta de cobijo y de calefacción insuficiente en algunos centros de acogida, así como en autobuses y trenes.
Así las cosas, UNICEF ha considerado "urgente" abordar esta cuestión ante el aumento del porcentaje de niños que llegan, que ahora son ya más de uno de cada tres de los inmigrantes y refugiados que arribana las costas europeas.
En concreto, ha precisado que, según datos nacionales, en Macedonia eran ya el 37 por ciento en diciembre, frente al 23 por ciento de septiembre, mientras que en Serbia eran ya el 36 por ciento, frente al 27 por ciento. Según UNICEF, durante 2015 se calcula que del millón de inmigrantes y refugiados que llegaron a Europa, 253.700 eran menores de edad.
La coordinadora especial para la Crisis de Refugiados y Migrantes en Europa, Marie-Pierre Poirier, ha resaltado que los niños son particularmente propensos a las infecciones respiratorias, problemas digestivos y diarrea y que la falta de lactancia materna también puede afectar seriamente la salud de los bebés.
Ante el intercambio de información entre países y el seguimiento de los niños más vulnerables insuficientes, UNICEF está comprometiéndose con sus alidados y contrapartes para desarrollar planes de contingencia que garanticen una atención eficaz a todas las personas en ruta, evitando que queden desprotegidas en el camino, ha explicado Poirer.
ACUERDO CON ESLOVENIA
Por otra parte, la agencia de la ONU ha anunciado este martes una alianza con el Gobierno de Eslovenia, país por que el pasan a diario unos 3.000 refugiados, con el fin de mejorar la atención y protección de los menores durante el tránsito.
"Aunque la gran mayoría de los refugiados e inmigrantes pasan un breve periodo de tiempo en Eslovenia antes de seguir el viaje, las necesidades humanitarias siguen siendo considerables, especialmente para los grupos vulnerables, incluidos los niños", ha reconocido el secretario de Estado de Interior, Bostjan Sefic, al anunciar el acuerdo.
"Los niños en movimiento son antes que nada niños: necesitan un lugar y tiempo para jugar, descansar y recuperarse de su arduo viaje, necesitan alimentos adecuados a su edad y necesitan cobijo y calor frente al frío invierno", ha defendido por su parte Poirer.
UNICEF y la ONG local Slovenska filantropija trabajarán para establecer 'espacios amigos de la infancia', ofrecerán formación en protección de menores y capacitarán a personal y voluntarios que trabajan en los centros de tránsito, además de hacer campañas de promoción de la higiene y establecer rincones en los que las madres puedan llevar a cabo sin sobresaltos la lactancia de sus hijos.