Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UNMISS critica al SPLA por efectuar disparos en los alrededores de su base en Bentiu

La Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) ha condenado este martes los disparos efectuados el lunes por el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLA) en los alrededores de una base de la misión en la localidad de Bentiu, que se saldó con un niño herido.
"Todas las indicaciones apuntan a que los disparos fueron realizados en dirección a la base de la UNMISS en Bentiu", ha indicado en su comunicado, en el que ha detallado que se han recuperado nueve balas que alcanzaron el interior de sus instalaciones.
Asimismo, ha sostenido que la fuente de los disparos fue la pista de aterrizaje de Robkona, donde se encuentran desplegados los soldados del SPLA, que ha asegurado que los disparos se realizaron "al aire" con motivo de la celebración del Día del Veterano de Guerra.
La UNMISS ha advertido de que el incidente podría haber herido a más civiles, así como a personal de la ONU, por lo que ha pedido al SPLA que no utilice fuego real para sus celebraciones en los alrededores de sus bases y zonas civiles.
El incidente ha tenido lugar unos pocos días después de que alrededor de 340 civiles buscaran refugio en la base de la UNMISS tras un enfrentamiento en la zona.
El pasado mes de diciembre estallaron en Sudán del Sur enfrentamientos entre soldados leales al presidente, Salva Kiir, de etnia dinka, y partidarios del exvicepresidente Riek Machar, de etnia nuer. Desde entonces, se estima que ha habido miles de muertos y más de 1,3 millones de sursudaneses se han visto obligados a abandonar sus hogares.
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas advirtió a mediados de julio de que está dispuesto a considerar las "medidas adecuadas" contra las partes en conflicto en Sudán del Sur en caso de que no pongan fin a la violencia y negocien un Gobierno de transición.
La ONU y la Unión Europea (UE) ya han impuesto sanciones a los líderes militares de ambas partes, si bien la embajadora estadounidense ante el organismo internacional, Samantha Power, detalló que el Consejo de Seguridad consideraría imponer nuevas sanciones a otros individuos.
El Consejo de Seguridad duplicó el número de 'cascos azules' desplegados en el país hasta los 12.500, a los que se suman 1.323 agentes de policía, si bien por el momento sólo han llegado al país 8.100 militares