Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los enfrentamientos se recrudecen en Kiev

Este es el momento en el que los manifestantes entran en la ‘Casa Ucrania’. En el antiguo museo Lenin de Kiev la policía está parapetada y aguanta los primeros envites. Pero los exaltados son cada vez más. Y contundentes. Así logran hacerse fuertes en el vestíbulo. Los antidisturbios optan por agruparse en las escaleras e intentar resistir. Aunque apenas pueden aguantar su posición, ni siquiera retener sus escudos de defensa.Poco a poco, se repliegan. Pero no todos. Un pequeño grupo queda aislado. Les arrebatan sus protecciones, hasta la máscara antigás. Y aunque intentan reunirse con sus compañeros, les acaban sacando del edificio. El resto de policías no puede más que resguardarse en los pisos superiores. Pero entrada la noche, los manifestantes vuelven a la carga. Los líderes de la oposición han rechazado la oferta del presidente Víctor Yanukóvich de formar parte de su Gobierno y los aledaños a la plaza de la independencia arden literalmente. Cócteles molótov y cohetes frente a gases lacrimógenos y bombas aturdidoras. Aunque la multitud cada vez es mayor. Finalmente, Vítali Klichkó, el campeón de boxeo y número 1 del partido opositor UDAR, decide mediar para evacuar a los policías. Nuevo asalto que se apunta el púgil, aunque todavía queda mucha pelea por delante.